Fórum Europa con el ministro de Universidades

Subirats defiende la necesidad de “desjudicializar” el delito de sedición

Mecenas    

MADRID, 17 de octubre. El ministro de Universidades, el catalán Joan Subirats, defendió este lunes en el Fórum Europa que es necesario “desjudicializar” el delito de sedición y adaptarlo al tratamiento que se le da en otros países del entorno porque el “problema” con Cataluña es de carácter “político”.

Así lo defendió durante este encuentro organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, en el que habló de distintos temas de actualidad tanto del ámbito universitario como del político, y al que acudieron la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría; y la de Ciencia e Innovación, Diana Morant.
 
“No soy un especialista en temas de sedición ni en derecho penal, pero con la orientación que este gobierno ha dado al problema en Cataluña yo estoy de acuerdo, en el sentido de reconocer que estamos ante un problema político que tiene que tener solución de carácter político”, dijo.
 
“En medio tenemos un proceso de diálogo que creo que es muy positivo”, prosiguió, comparando el momento con “fases anteriores en las que se negaba la existencia de un problema político y sólo se planteaba una respuesta judicial a un problema que tenía un contenido social y político muy alto”.
 
“Estamos en la buena línea. Yo no formo parte de la mesa de diálogo, pero entiendo que esa mesa, por lo que leí y lo que me comentaron, va en la línea de seguir trabajando en la desjudialización de este problema de carácter político. Y en eso estamos”, argumentó. Para Subirats, esa es “una línea correcta” de trabajo.
 
También aseguró que le “consta” que el delito de sedición, “como lo tenemos configurado, no es muy coherente con el sistema en que este delito está planteado en otros países”. “Por tanto, la actualización de ese delito, si nos ayuda a ese proceso de desjudialización, bienvenido sea”, zanjó, subrayando que se trata de “impresiones generales” y que no está “directamente implicado” en el tema.
 
CASTELLANO EN CATALUÑA
El ministro catalán también se refirió a otras cuestiones que causan polémica en Cataluña, como la defensa del castellano en el ámbito educativo y universitario y la libertad de expresión.
 
“La universidad ha de ser un campo en el que se puedan exponer todas las ideas”, remarcó en un intento de garantizar el “pluralismo”, valor “sin el cual la universidad no tiene sentido”.
 
No obstante, se excusó en actuar de forma directa por la repetida denuncia que hacen organizaciones como la plataforma de jóvenes en defensa de la Constitución S'ha Acabat!, que asegura que se vulnera el respeto a ese pluralismo de forma repetida en los campus catalanes.
 
El ministro indicó que “las universidades tienen la suficiente autonomía" para garantizar que se respete a todos y que cuentan con la nueva Ley de Convivencia Universitaria “que también establece mecanismos”. "Lo único que nos debería preocupar es que se puedan plantear discursos de odio en las universidades. Este sería el límite que deberíamos establecer", remarcó. “La pluralidad lingüística es una riqueza de este país, debemos garantizar los derechos de cada quien y eso forma parte de la estructura de cada universidad”, expuso.
 
Asimismo, Subirats agregó que la Constitución española indica “que estamos en un estado plural, que reconoce distintas lenguas” y que “sólo existía una lengua en la universidad era durante el franquismo”. El ministro añadió a ello que en la actualidad se está produciendo otro proceso, el del “déficit de internacionalización” de la universidad española, con el que, desde su perspectiva, deben manejarse otros idiomas en las facultades, como es el caso del inglés.

Evento relacionado: