Durante su participación en el Foro España Internacional

Margallo subraya que para Cataluña es un “mal negocio” estar fuera de España y de la UE

Patrocinado por OHL y Abertis con la colaboración institucional del ICEX

MADRID, 20 de enero. El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, subrayó este martes en el ‘Foro España Internacional’ que para Cataluña es un “mal negocio” estar fuera de España y de la Unión Europea, por lo que apostó por explicar las consecuencias que tendría la independencia hasta que se celebren las elecciones autonómicas del próximo 27 de septiembre.

En ese sentido, Margallo recordó que las elecciones son “autonómicas y no plebiscitarias, como se empeñan en asegurar desde Cataluña”, por lo que sería necesario, a su juicio, explicar “correctamente” las consecuencias de una declaración unilateral de independencia, “lo que le excluiría de la comunidad internacional”.

Durante el citado encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum, defendió que el problema de una Cataluña independiente en Europa “no es que nadie les vaya a expulsar, es que nadie les acogería”, ya que el derecho de autodeterminación “sólo es reconocido en en lugares en guerra y sitios donde los derechos y libertades no se respetan”.

Margallo manifestó que “Cataluña ha experimentado la época más importante de su historia”, por lo que “no es verdad que Cataluña no haya tenido prosperidad, ni que haya sido discriminada en materia de inversiones. Prueba de ello es que las cuatro capitales están conectadas por AVE”.

Preguntado por las razones por las que es el ministro que más se refiere a Cataluña, contestó que “porque soy español y me importa, porque formo parte de un gobierno que está comprometido con la unidad de España y porque la independencia no sería reconocida por la comunidad internacional ni por la UE, materias de mi competencia”.

Evento relacionado: 

Galería