Fórum Europa Tribuna Euskadi con el presidente del TSJPV

Ibarra pide un “pacto de Estado” para la reforma del Poder Judicial

Patrocinado por 

BILBAO, 4 de junio. El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra, aseguró hoy en el ‘Fórum Europa. Tribuna Euskadi’ que “se requiere una profunda renovación del Poder Judicial” y la considera una “cuestión de Estado” por lo que reclamó que sea objeto también de un pacto de Estado.

Durante su intervención en el citado encuentro organizado por Nueva Economía Fórum, Ibarra consideró que el primer objetivo sería el de obtener un amplio consenso y darle la participación que “constitucionalmente tienen otorgadas las comunidades autónomas”.
 
Sobre el anteproyecto de reforma del Poder Judicial que prepara el Gobierno, el presidente del TSJPV reconoció que una reforma de tal envergadura requiere tiempo y “el camino es largo” pero no cree que sea fácil.

En este sentido, según sus informaciones, todavía no se habría recabado la opinión ni las posiciones de las comunidades autónomas y advirtió de que “se está generando una ansiedad” respecto a ciertos temas como el de los jueces de paz.

Asimismo, Ibarra cree que los jueces de paz no están cumpliendo un papel que corresponda a la Administración de Justicia, A esto se suma la circunstancia de que a partir de este mes los registros civiles pasan a tener un carácter informático, “y ya no requieren de libros que sean cuidados en las comarcas por los jueces de paz”.

Por lo tanto, el presidente del TSJ vasco opina que “la justicia de paz tiene que buscar nuevos horizontes, como el de la mediación y la búsqueda del encuentro para que no lleguen a convertirse en procesos”. También matizó que la justicia de paz “tiene un futuro, pero no se corresponde con su presente”.

Sobre el efecto de la ley de Tasas, Ibarra aseguró que “no ha sido tan grave como se pensaba” pero alertó de que ha tenido un “efecto perverso” en la jurisdicción de lo Contencioso-Administrativo ya que el pago de las costas por vencimiento ha hecho que “bajen radicalmente los picos de litigiosidad de empleados públicos”.

JUSTICIA UNIVERSAL
Sobre derecho a la justicia universal, Ibarra considera que la persecución de determinados delitos, como el de lesa humanidad, “tienen que ser juzgados por los países donde se cometen los delitos y, si no, por cualquier otro estado”.

El principio de justicia universal, a raíz del caso Pinochet, “adquirió unas dimensiones distintas”, por lo que la modificación de este año ha sido “equivocada” y, sin entrar en sus “finalidades”, dijo, el resultado es que “personas que estaban involucrados en delitos graves, como el narcotráfico estén ahora en libertad”.

El presidente del TSJ del País Vasco también se mostró “avergonzado” del debate que ha generado este cambio en la legislación, al que calificó de “mala técnica legislativa”.

Evento relacionado: 

Galería