Izaskun Bilbao en el 'FÓRUM EUROPA. Tribuna Euskadi'

La presidenta del Parlamento vasco ve necesario "un cambio de mentalidad y de actitudes" entre los políticos

Con el patrocinio de BBK, Orange y Petronor

BILBAO, 17 de abril. La presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao, hizo hoy una reflexión sobre la actitud y el papel de los políticos y se lamentó de que "la ciudadanía nos percibe lejos, nos otorga escasa credibilidad, no nos entiende y cree que sólo buscamos el poder". Ante esta situación, Bilbao consideró necesario un "cambio obligatorio" de mentalidad y de actitudes entre quienes se dedican a la cosa pública, para acercar la política al ciudadano. Durante su participación en el 'FÓRUM EUROPA. Tribuna Euskadi', organizado en Bilbao por Nueva Economía Fórum, Bilbao aseguró que "las personas deben ser y sentir que son el centro de nuestra actividad, son protagonistas".

En este sentido, calificó de "trascendental" la prestación de "buenos" servicios públicos y "hacer leyes justas", al tiempo que un llamamiento a la reflexión y dijo que "quien no cambie su forma de hacer, de decir y de organizar su relación con la gente, va a tener graves problemas para llegar a la ciudadanía".

Para Bilbao, la ciudadanía es "el objetivo", el centro, y debe ocupar el primer plano de la actividad política. "Hay que pasar de la política de los líderes a la de las personas, a la del trabajo con la sociedad", indicó.

TRANSPARENCIA Y PARTICIPACIÓN

La presidenta del legislativo vasco reclamó "transparencia" a la hora de compartir la información que se maneja en los procesos de decisión, mientras éstos se producen, y "participación" de las personas y organizaciones para que hagan llegar sus puntos de vista, y así "comprometernos y sopesarlos con seriedad e integrarlos si procede, y en todo caso considerarlos siempre con respeto".

En su intervención, la presidenta del Parlamento vasco quiso hacer autocrítica y recalcó la necesidad de innovar también en política, ya que "no es posible que vivamos al margen de las formas, los lenguajes y los modos de funcionar de la sociedad en sus relaciones cotidianas".

"No es posible que practiquemos liderazgos que ya no funcionan", añadió Bilbao, quien dijo también que "abrirse a la participación no significa decir que sí a todo lo que nos sugieran, sino ser capaces de procesar muchas más posiciones y puntos de vista". "Todo ello nos hará conocer mejor la realidad".

Por otro lado, aseveró que existen unos principios éticos que deben regir las relaciones entre las formaciones políticas y las instituciones, como son el rechazo de la violencia y "respetar y conceder legitimidad a quienes defienden la unidad de España y a quienes optan por la independencia, siempre que se defienda por vías pacíficas y democráticas".

La presidenta de la Cámara vasca enumeró los valores que, a su juicio, deben regir la política en su relación con la ciudadanía, como son la humanización, el acercamiento "con voluntad y actitud para abrirse a la sociedad", la movilización, compartir el trabajo en red sobre procesos de decisión, la cooperación y la integración "para normalizar nuestros liderazgos". "Este ese el reto, la necesidad y la oportunidad", concluyó.

Evento relacionado: