El Presidente de la Academia de Televisión en el Foro de la Nueva Comunicación

Campo Vidal critica al Gobierno por ningunear a Luis Fernández sobre la publicidad en TVE

Patrocinado por 

MADRID, 2 de noviembre. El presidente de la Academia de Televisión, Manuel Campo Vidal, se mostró hoy crítico con la forma en la que el Gobierno ha promovido el fin de la publicidad en TVE, por el escaso protagonismo que ha dado en la toma de esta decisión a los actuales responsables de la corporación y porque no ha presentado un modelo alternativo "solvente" de financiación.

Durante una conferencia en el Foro de la Nueva Comunicación, organizado por Nueva Economía Fórum, Campo Vidal aseguró que “lo que ha sucedido con la retirada de la publicidad en TVE, sin escuchar ni dialogar con la televisión afectada, no es el camino para que las cosas vayan bien en el futuro”.
      
Estas palabras del periodista aragonés llegan días después de que su nombre haya salido en la prensa como posible recambio al frente de RTVE de Luis Fernández, que se habría planteado dejar la presidencia molesto por el trato que ha recibido del Gobierno en la decisión del “apagón” publicitario en TVE.
      
Hoy, Campo Vidal -cuyo nombre se especula como eventual sustituto del actual presidente de RTVE- dijo que la dimisión de Luis Fernández es solo “un rumor” que le ha llegado a través de una “riada de mensajes al móvil”, y no escatimó elogios para el actual responsable de RTVE y de su equipo.  A su juicio, RTVE tiene al frente “a una persona excelente (con la que trabajé cinco años en la Cadena Ser), un proyecto interesante y un equipo que está muy bien. Han elevado las audiencias y han conseguido acercar a TVE a los valores propios de la televisión pública. Sobre su dimisión, él dirá lo que tenga que decir”.
      
Sobre el trato que el Ejecutivo ha dado a Fernández, Campo Vidal fue claro en su desacuerdo: “Tengo la impresión, la tenemos todos, de que las decisiones que se han tomado sobre TVE no han sido presididas por unas conversaciones en las que participaran los rectores de TVE en este momento”.
      
Respecto a la eliminación de la publicidad en TVE, consideró que el Gobierno y el Parlamento tienen derecho a organizar la financiación de la televisión pública como estimen oportuno, “pero parece arriesgado cambiar el sistema, como ha sucedido en España, sin las garantías suficientes del modelo alternativo, porque eso hace temer que pudiera conducirnos a la antesala de la desaparición de la televisión pública” o a “debilitarla en su potencia actual y reducirla a  algo residual”. “Nos preocupa que el modelo no sea solvente”, remarcó.
      
Campo también reservó espacio para reprochar al Gobierno que con el último ERE en RTVE, “se prescindiera de tanto talento por decreto”.
  

GRAN PACTO
El presidente de la Academia de Televisión abogó por un gran pacto político y de la industria audiovisual para consensuar las grandes medidas que afectan al sector. Así, defendió que las televisiones públicas autonómicas no queden al margen de los cambios que afecten a TVE y que se tenga cuidado con la actual “proliferación de licencias”, porque si mengua la tarta publicitaria, el sistema amenaza con la “quiebra”.
      
Campo Vidal cree que la televisión generalista seguirá existiendo y con fuerza, a pesar de los augurios que se hacen sobre la fragmentación de las audiencias. Su éxito está garantizado, sobre todo por el gran poder que supone para la difusión de la publicidad.
      
En relación con la TDT de pago, cree que es razonable que haya operadores interesados en este negocio, porque es una manera de afrontar la crisis y el recorte de ingresos publicitarios.
      
Para Campo, el diálogo que han abierto los operadores privados para buscar alianzas es “positivo” porque se pueden buscar acciones estratégicas conjuntas sin renunciar a la continuidad de los canales actuales. “Es razonable pensar que no en mucho tiempo, habrá alianzas”, dijo.

Evento relacionado: 

Galería