El Presidente de la La Voz de Galicia, en el Fórum Europa

"Las concesiones a los medios de comunicación no pueden cambiarse en función de quién gobierna"

Reclama una competencia "libre y leal" entre medios de comunicación ante la falta de un "marco objetivo de concurrencia"

MADRID, 13 de abril. El presidente de 'La Voz de Galicia', Santiago Rey, reclamó hoy un contexto de competencia "libre y leal" en los medios de comunicación ante la inexistencia de un "marco objetivo de concurrencia", y manifestó que las licencias a medios "no pueden cambiarse según los intereses" de los partidos políticos que sustentan a los gobiernos. Rey participó en el Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum con la colaboración de Europa Press y el patrocinio de British Telecom e ING Direct dentro del ciclo sobre 'Los medios de comunicación en la España actual',

El invitado al desayuno informativo criticó, por ejemplo la posible modificación de las concesiones de Canal+, por un lado, y de Veo TV y Net TV, por otro. "Hay que ser coherentes", reclamó, ya que en caso contrario aseguró que "otros se hubiesen presentado" con las posibles nuevas condiciones. También consideró que las concesiones de radio y televisión son "fariseas" y se refirió a los cambios introducidos en el controvertido proyecto de ley de la TDT como "un nuevo caso de bochornoso amiguismo". El problema, en su opinión, es que se considera "natural la facultad de extralimitarse" de los diferentes ejecutivos, ya sean de ámbito nacional, autonómico o local.

Durante su intervención, Rey censuró a aquellos periódicos "que viven de las concesiones digitales" y dijo que se puede cambiar esta situación "denunciándolo". Además, comentó que él va a "estar como sea" en la digitalización. "Hoy un medio no puede sobrevivir sin estar en ese 'pastel', yo voy a pedir con toda firmeza que me tengan en cuenta", añadió. Asimismo denunció la competencia "desleal", especialmente, "por parte de los poderes", aludiendo a compañías herederas de monopolios estatales en el campo de la telefonía, la aviación, etc. "En estas condiciones no se puede trabajar", apuntó.

En su discurso explicitó su creencia en un periodismo "indpendentiente" sin el cual "no hay democracia", pero advirtió que este modelo de periodismo profesional está en una crisis "profunda". Añadió que, sin una prensa libre y democrática, se crea una sociedad "sin musculatura".

LOS GOBIERNOS "MERMAN EL PLURALISMO"

 

A su juicio, la "causa principal" de esta situación son los gobiernos de turno, aunque señaló que no son sus únicos responsables. En cualquier caso, sí opinó que los gobiernos "se dedican a mermar el pluralismo para defender intereses mercantiles".

Por contra, resumió su concepto de periodismo como "conciencia crítica del poder" y subrayó la "difícil relación" entre la prensa independiente y el poder. "El mayor enemigo de la prensa independiente es siempre el Gobierno de turno", apostilló.

Rey también se refirió a lo que definió como "otra prensa", aquella que vive de las ayudas y subvenciones del Ejecutivo, y añadió que "es el momento de cruzar la calle" para oponerse a los intentos de "amordazar a los que quieren contar la verdad".

"SECUESTRO DE LA PRENSA PARA OCULTAR LA VERDAD"

 

Para explicar algunas de sus denuncias se refirió a las presiones ejercidas por las autoridades en casos como los del 'Prestige' y el barrio del Carmel y aseguró que "continuamente" se ve "cómo se aparta a los periodistas" de aquellos lugares de donde no se quiere que informen. "Asistimos a un secuestro de la prensa para ocultar la verdad" y alterar el mercado, agregó.

Por otro lado, Rey aludió a la "monstruosidad" de la distribución de prensa en España y consideró que no se resolverá el problema hasta que no llegue el día en el que los editores españoles sepan "decirles a estos señores (de los quioscos de prensa) cuáles son las reglas del mercado". A su juicio, si se modernizara la distribución se arreglarían los problemas de la prensa "en un 80 por ciento". Por último, reivindicó la "libertad de autorregularse" de la profesión periodística, pidió una solución rápida frente a las televisiones "ilegales o alegales" y consideró "prácticamente imposible" que los medios de comunicación públicos puedan ser independientes, ya que el término 'públicos' "implica actuar a las órdenes del mando".

Evento relacionado: 

Galería