Francesc Roig en el Fórum Europa. Tribuna Catalunya

Cáritas reclama “dar soluciones” a la “desigualdad creciente” provocada por la pobreza severa en Cataluña

Bajo el mecenazgo de    

BARCELONA, 22 de abril. El presidente de Cáritas Cataluña, Francesc Roig, aseguró este viernes en el 'Fórum Europa. Tribuna Catalunya' que en esta comunidad hay una “situación de pobreza severa, que comporta la desigualdad creciente” y que “afecta a la cohesión, el desarrollo social y económico y a las personas vulnerables”.

“¿Cómo podemos afrontarlo?”, cuestionó en este encuentro organizado en Barcelona por Nueva Economía Fórum. En su opinión, “no se trata de lamentarse, hay que dar soluciones”.
 
Según el reciente Informe Foessa presentado por Cáritas hace varias semanas, se ha producido “un deterioro sin precedentes de la exclusión social en Cataluña” por la pandemia, pues “casi un 30% de la población catalana se encuentra en situación de exclusión social” y esta comunidad autónoma registra 2.258.000 personas en riesgo de exclusión, un millón más que hace tres años.
 
“Nos preocupan los jóvenes, el relevo generacional” y la “herencia” y llamó a las administraciones a ser “la máquina del tren” para tirar de la generación de ‘boomers’ que con su “experiencia” y “compromiso” pueden impulsar al resto de la sociedad.

En concreto, demandó agilizar las políticas de regularización de personas en situación irregular, una apuesta por la economía de inserción, facilitar la contratación laboral a las pyme y la condonación de deudas de las familias para que tengan una segunda oportunidad.
 
EMPRESAS

El responsable de Cáritas Cataluña también reclamó un mayor apoyo y compromiso de las empresas con la sociedad. “Las empresas deben respetar las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo, no todas las respetan mientras no tengan regularizada la situación laboral de sus trabajadores. Debe haber condiciones de trabajo dignas y correctamente retribuidas. Tienen que cumplir la Lismi para facilitar la inclusión de la personas con discapacidad en el mundo laboral y colaborar con entidades no lucrativas a través de la Responsabilidad Social Empresarial”, añadió.
 
Roig recordó que Cáritas Cataluña está configurada por distintas Cáritas diocesanas y que, como Iglesia católica, hay que compartir los bienes. A la situación de pobreza y vulnerabilidad hay que sumar el reciente encarecimiento de los precios y los suministros por lo que llamó a cambiar los criterios “consumistas” por la ayuda al prójimo. “O nos privarnos de algunas cosas para que los otros mejoren o no avanzamos como sociedad como contexto ético de personas”, aseguró en referencia a las grandes compañías que se lamentan porque sus beneficios han disminuido, pero siguen siendo cuantiosos.
 
VENGAN DE DONDE VENGAN

En este contexto, subrayó, esta organización católica “no tiene exclusividad de atención por ninguna persona” y acoge a todas “vengan de donde vengan, hablen la lengua que hablen y tengan la religión que tengan”.
 
Pero, añadió, hay situaciones a las que Cáritas no puede abarcar, y requirió más ayudas a la vivienda y que la renta de garantía ciudadana y el ingreso mínimo vital sean “compatibles”.
 
“Espero que la digestión de los comentarios sea saludable”, aseguró Roig, que agradeció la presencia en el encuentro del presidente de Cáritas Española, Manuel Bretón. También acudieron al acto, que condujo el jefe de Informativos de RAC 1, Joan Maria Morros, representantes de otras entidades del tercer sector, como la ONCE Catalunya.
 
Para finalizar, la consejera del Grup Assistència, Teresa Basurte, aprovechó su turno de palabra para hacerse eco de las demandas del presidente de Cáritas Cataluña. “Ha interpelado a las empresas, la administración y también a todos nosotros”, recalcó.

Evento relacionado: