Foment del Treball advierte al futuro Gobierno de que se opondrá a cualquier aumento de la presión fiscal

Josep Sánchez Llibre en el Fórum Europa Tribuna Catalunya

Foment del Treball advierte al futuro Gobierno de que se opondrá a cualquier aumento de la presión fiscal

Bajo el mecenazgo de Assistència Sanitària

BARCELONA, 27 de noviembre. El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, advirtió este miércoles en el ‘Fórum Europa. Tribuna Catalunya’ al Gobierno que se constituirá si prospera el acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos que los empresarios se opondrán a medidas que contemplen un incremento de la presión fiscal.

En el encuentro informativo que organizó en Barcelona Nueva Economía Fórum, Sánchez Llibre, dijo que, de acuerdo con los planteamientos de la CEOE, la patronal catalana también rechazara cualquier medida que suponga un aumento de la presión fiscal y de las cotizaciones a la Seguridad Social.

En este sentido, indicó que estarán “muy atentos” ante la posible derogación de las reformas laborales y reclamarán a las administraciones públicas una adecuada política en infraestructuras.

El representante de la patronal catalana declaró que España y Cataluña necesitan gobiernos estables y que hay que aceptar su constitución, pero insistió en que “Foment luchará contra todos los aspectos que puedan erosionar la economía productiva”.

Alertó de que “la economía no puede permitirse el lujo de no tener Gobierno y tampoco la convocatoria de unas nuevas elecciones”, a la vez que reclamó que se aprueben presupuestos en España y en Cataluña. En este último caso, Sánchez Llibre dejó claro que lo importante es contar con unos presupuestos y que “si no nos gustan las medidas que se implementan ya lucharemos contra ellas desde el Parlamento”.

A este respecto, el presidente de Foment del Treball puso de manifiesto que dos años consecutivos de prórroga presupuestaria en Cataluña “han limitado la capacidad de orientar el gasto público en el ámbito social pero también en el productivo”. Por ello, explicó que las cuentas catalanas para 2020 deberían reforzar las dotaciones presupuestarias en política industrial y elevar la inversión pública con la finalidad de incrementar la competitividad.
 
Reiteró que las administraciones públicas deberían invertir en Cataluña del orden de unos 2.000 millones de euros anuales en los próximos cinco años para revertir el déficit acumulado en los últimos doce años de casi 30.000 millones de euros. Además de intensificar la política de licitaciones públicas en el entorno de un 2,2% del PIB catalán, es decir, unos 5.000 millones anuales.

.

Evento relacionado