Bonig alerta sobre la extensión del nacionalismo y acusa al PSOE de tener “complejos” para defender la unidad

Isabel Bonig en Tribuna Mediterránea

Bonig alerta sobre la extensión del nacionalismo y acusa al PSOE de tener “complejos” para defender la unidad

Patrocinado por   

VALENCIA, 31 de enero. La presidenta del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, acusó este miércoles a Compromís de querer adoctrinar e implantar ideas secesionistas en esta región, para lo que a su juicio planean instrumentalizar la nueva radiotelevisión autonómica, y acusó al Partido Socialista de tener “complejos” a la hora de defender la unidad nacional.

Bonig ofreció una conferencia en el ‘Fórum Europa. Tribuna Mediterránea’, celebrado en Valencia y organizado por Nueva Economía Fórum, que fue presentada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y que contó con la asistencia de una veintena de representantes de confederaciones empresariales valencianas, con las que la ‘número dos’ se reunió después para dialogar sobre sus demandas en materia de financiación e inversiones.
 
Durante su intervención, Bonig alertó sobre el “siguiente” paso que quiere dar el “nacionalismo separatista”, que consideró “el gran enemigo de la libertad en nuestro tiempo”.
 
“Va a ser un paso diferente pero grave, porque se van a unir otros territorios: Navarra, Galicia, Baleares y la Comunidad Valenciana. Y aparecerán nuevos actores: Podemos y Compromís, que siempre fue una avanzadilla de Podemos. Y el problema es que el PSOE tiene algunos complejos a la hora de defender este proyecto de unidad”, criticó.
 
En esa línea, consideró que las demandas de reforma constitucional buscan dar “cabida al nacionalismo catalán o cualquier otro nacionalismo”, y estimó “peligroso” abrir “el melón” en estos momentos “tan delicados” sin tener claro cuáles son “las líneas rojas” que no se pueden traspasar, y si se quiere acometer una reordenación de competencias o un cambio en el modelo de Estado para pasar de monarquía a república.
 
TELEVISIÓN VALENCIANA
 
Bonig acusó a lo que ella denomina como “Consell del Titanic” de “sectarismo” y de querer “alterar sociológicamente la mentalidad de esta comunidad para extender unas ideas que siempre han sido minoritarias en el pueblo valenciano”, para lo que desean utilizar, según dijo, la nueva radiotelevisión valenciana, À Punt, que inició sus emisiones de radio el pasado diciembre y se espera que comience a emitir por televisión próximamente.
 
A su juicio, la nueva televisión será “el arma de destrucción masiva del PP” y “estará dirigida a implantar esas ideas secesionistas”, como en su opinión demuestra el hecho de que al frente del consorcio se encuentre la anterior corresponsal de TV3 en la Comunidad Valenciana, Empar Marco. “La televisión terminará cometiendo los mismos errores que la antigua Canal 9”, vaticinó.
 
“No puedes quejarte de que no tienes dinero para lo básico y abrir” una nueva televisión, dijo Bonig. “Ellos priorizan a la televisión antes que a las personas”.
 
Consultada sobre la decisión de cerrar en 2013 Radiotelevisió Valenciana (RTVV) que tomó el anterior gobierno de la Generalitat, del que ella formaba parte como consejera de Infraestructuras, Bonig defendió que aquella decisión se tomó “en momentos muy complicados” y que el Ejecutivo estuvo “solo” y no contaron con la “comprensión de otros grupos y de las fuerzas sindicales”. “Se cerró porque no había otra solución”, concluyó.
 
FINANCIÓN AUTONÓMICA
 
Por otra parte, Bonig admitió que se necesita “una reforma del sistema de financiación”, pero advirtió de que “la confrontación permanente” con el Gobierno de España no contribuirá a alcanzar ese objetivo. “Sin un gran pacto con el PSOE no habrá un nuevo modelo de financiación”, recalcó la dirigente ‘popular’, que recomendó al Consell “menos chillar, menos protestar y más trabajar”.
 
Preguntada por el cupo vasco, Bonig apuntó que este mecanismo “está previsto en la Constitución”, pero declaró que en su formación no son partidario de su extensión a otras comunidades.
 
Bonig, que recordó que es hija y nieta de socialistas, llamó a “reivindicar la historia de este país” y a valorar y criticar lo mejor y lo peor tanto de la izquierda como de la derecha. “De Compromís y de Podemos espero poco, pero sí espero mucho del Partido Socialista”, señaló al respecto. 
 
Sobre la polémica retirada de la cruz franquista de Callosa de Segura, consideró “absurdo” lo ocurrido e insistió en que se debe “cerrar el capítulo de la guerra civil española”. “Lo reabrimos porque la izquierda no tiene un proyecto político de futuro”, opinó.
 
AGUA
 
Por otra parte, en materia de política hídrica, Bonig declaró que su partido es favorable a los transvases y se mostró partidaria de dejar un acuerdo en manos de los regantes. “Visto que los políticos hemos sido incapaces de llegar a un acuerdo, propongo que nos retiremos y que dejemos que las comunidades de regantes lleguen a acuerdo”, planteó.
 
Durante su conferencia, Bonig detalló además que los pilares del proyecto político del PP regional se asientan sobre los conceptos de libertad, orgullo y servicio, y se comprometió a aplicar una "bajada masiva" de impuestos y a apostar por una "inmersión lingüística, pero en inglés", para que uno de cada cinco colegios públicos tenga el 80 % de las clases en inglés.
 
Sobre los posibles candidatos a la alcaldía de Valencia, la dirigente advirtió que hay “una sana obsesión” al respecto y dio “por hecho” de que todo el mundo está “convencido” de que el PP va a ganar y gobernar. “Vamos a elegir al mejor candidato”, puntualizó, aunque por el momento “no está previsto” que sea en primarias, dijo. 
 
Preguntada sobre si podrían ser la exconsejera María José Catalá o el eurodiputado Esteban González Pons, Bonig estimó que ambos son buenos candidatos, pero no se pronunció por las opciones que ambos puedan tener.
 

.

Evento relacionado