biko

El secretario general del PSOE presentó el Fórum Europa con el Presidente del Principado

Rubalcaba elogia la forma “firme y a la par discreta” con la que Javier Fernández defiende sus convicciones

Patrocinado por          

MADRID, 28 de febrero. El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, elogió este jueves en el Fórum Europa la forma “firme y a la par discreta” con la que el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, defiende sus convicciones.

Rubalcaba presentó a Fernández en el foro organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, en una intervención en la que no hizo ninguna referencia a la polémica generada por las discrepancias entre el PSOE y el PSC y que se han zanjado, por el momento, con la sanción máxima a los diputados catalanes que rompieron la disciplina de voto el pasado martes al respaldar el derecho a decidir.

Comenzó reconociendo que el de la política es “un mundo duro” en el que uno sólo está “por convicciones, por principios”, y en los que algunos momentos son “soportables” gracias únicamente a “compañeros”, a “gente a la que quieres y respetas” aunque esté a 400 kilómetros, como es el caso de Fernández.

Aseguró que sus cualidades son las que requiere el “retrato robot de un buen socialista, lo que hemos sido y lo que queremos ser”, porque tiene “compromiso, inteligencia y preparación”.

Aunque se dice popularmente que cada cual tiene “la talla de sus enemigos”, Rubalcaba cree más bien que la calidad de una persona se mide por la de sus amigos, y por eso se declaró “muy orgulloso” de contar entre ellos con Javier Fernández.

Le definió como un “socialista de pura cepa”, ingeniero de minas, procedente de una familia de mineros y siderúrgicos, nacido en Mieres de unos padres que se conocieron en un campo de concentración.

Es de las personas “más tímidas que conozco” pero eso en ningún caso puede confundirse con falta de resolución, “al contrario”, igual que es reservado pero afable, y su humildad nada tiene que ver con mansedumbre. Es “un tipo tranquilo, un político serio”, que inspira confianza y que defiende sus convicciones “de manera firme”, con una firmeza “casi rocosa”, pero “a la vez discreta”.

Esas fueron las cualidades que eligieron los asturianos en las últimas elecciones después de unos meses “disparatados” y de una campaña “de peleas entre las derechas”, con los ciudadanos “hartos de los despropósitos de Cascos” y temiendo una posible coalición “entre las derechas” tanto en Asturias como en Madrid.

Recomendó ver su discurso en la toma de posesión, una “pieza magnífica”, y le puso como ejemplo, junto a “Pepe en Andalucía”, de que existe alternativa para superar la crisis, de que no es necesario “retroceder” para avanzar, que no se puede avanzar desprotegiendo a los más débiles y que “no hace falta sacrificar la educación pública y la sanidad universal”, sino al revés, hay que reforzarlas.

Hay muchas maneras “de ser buena persona”, concluyó, pero la que prefiere es la de quienes no se limitan a rechazar la injusticia sino que la combaten, los que no solo compadecen a quienes sufren sino que trabajan por mejorar su situación, quienes quieren cambiar las cosas y empiezan por quienes tienen más cerca, y así es Fernández.

Evento relacionado: 

Galería