El presidente de la Academia de Cine en el Foro de la Nueva Cultura

González Macho critica a Zapatero por parar la "Ley Sinde"

Con la colaboración institucional de

MADRID, 14 de diciembre. El presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, criticó hoy en el Foro de la Nueva Cultura al presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, por haber frenado a última hora el desarrollo reglamentario de la "Ley Sinde" por "temor a la reacción que pueda haber en la delincuencia".

Durante una conferencia pronunciada en la citada tribuna, organizada por Nueva Economía Fórum, el productor y exhibidor expresó su “estupor” por la paralización “in extremis” del reglamento acordada en el último Consejo de Ministros.

“Es terrible que algo aprobado por nuestros representantes de forma mayoritaria en el Congreso esté pendiente de una aprobación por un temor a las reacciones de los internautas. Si esa es la forma de gobernar, pues quiten ustedes los impuestos y el IVA, que es una medida muy populista y también da muchos votos”, afirmó.

González Macho, que agradeció a la ministra Ángeles González-Sinde que haya hecho “lo que ha podido” en defensa de la ley, confía en que el nuevo Gobierno del PP se tome este asunto como algo “prioritario” y saque la norma adelante para que los españoles dejen de ser “los reyes de la piratería en el mundo”. No obstante, el responsable de la Academia de Cine no ocultó su “escepticismo” a la vista de la decisión que ha tomado el Gobierno en funciones.

“Puede ocurrir que al final tenga que venir el Tío Sam (Estados Unidos) con el Séptimo de Caballería para arreglar esto”, avisó.

NUEVO GOBIERNO
Sobre el nuevo Gobierno, Macho manifestó que asiste al traspaso de inquilino en La Moncloa con “inquietud, como con cualquier cambio de ministro, pero no con miedo”.

A su juicio, la ceremonia de los Goya en la etapa de gobierno del PP en la que se gritó “No a la guerra” de Iraq tuvo influencias muy importantes en las relaciones del partido conservador con el mundo de la cultura, pero “cualquier partido con inteligencia debe tener en cuenta que la libertad de expresión existe” y saber que en la Academia de Cine hay 1.300 miembros con sensibilidades muy diferentes.

“No creo que haya una animadversión del PP hacia el mundo de la cultura. Lo hay de determinadas personas del PP, como ocurre en otros partidos”, señaló Macho, quien añadió que no tiene ningún problema en reconocer que Aznar dio “un impulso bastante importante al cine español” durante su etapa como presidente.

Macho abogó por que se deje de hablar de los “subvencionados” del cine español a cuenta de “los famosos 40 millones del ICAA”, porque otras industrias culturales también reciben financiación pública y no se les critica.

Sobre la situación del cine español, dijo que 2011 se va a cerrar con una bajada de afluencia del público a las salas de en torno al 3%, pero subirán los espectadores de películas españolas en términos parecidos, lo cual es “una correcta noticia”.

Aseguró que la reconversión digital traerá cierre de salas, entre ellas algunas de las que él mismo tiene en Madrid (es propietario de la cadena Renoir).

Al presidente de la Academia de Cine le presentó como conferenciante la exministra de Cultura y secretaria de la Mesa del Senado, Carmen Alborch, que ensalzó su pasión por el cine y su pelea por agrandar la marca de España con el respaldo del celuloide nacional.

Evento relacionado: 

Galería