Diego López Garrido en el 'FÓRUM EUROPA. Tribuna Catalunya'

El Gobierno central afirma que la Generalitat catalana tendrá presencia institucional importante en la Unión para el Mediterráneo

Desayuno-informativo patrocinado por Asistencia Sanitaria Colegial, Red Eléctrica de España y Renfe AVE

BARCELONA, 6 de noviembre. El secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, apuntó hoy que "la Unión para el Mediterráneo va a tener, evidentemente, como tiene la política europea, una dimensión regional". En este sentido, aseguró que la Generalitat catalana tendrá presencia institucional "protagonista, prioritaria", dentro de la nueva institución europea, que tendrá como sede la capital catalana. No obstante, el secretario de Estado para la Unión Europea admitió que "el proyecto aún está por desarrollar institucionalmente". Durante su intervención en el 'FÓRUM EUROPA. Tribuna Catalunya', organizado en Barcelona por Nueva Economía Fórum, López Garrido manifestó que "el paso que se dio en Marsella fue tan sólo el primero".

El proyecto de la Unión por el Mediterráneo aún no tiene designado un secretario general, ni está determinado el número de secretarías generales adjuntas, que, según López Garrido, pueden ser cinco o seis.

"La impresión es que las secretarías generales adjuntas sean para Israel o Palestina, que sería un paso importantísimo; luego habría tres para Europa, previsiblemente para Italia, Malta y Grecia. Podría haber una sexta para Turquía", indicó.

El secretario de Estado recalcó que éstos son aspectos que se decidirán en el ámbito de las copresidencias, que en este momento ostentan el nuevo presidente electo de los Estados Unidos, Barack Obama, y el presidente francés, Nicolás Sarkozy.

Para López Garrido, que 44 países del Mediterráneo y de Europa hayan escogido España como sede de la Unión "es la expresión de ese lugar prioritario, protagonista, que tiene España y que reivindica cuando se trata de una discusión a nivel planetario de una reforma del sistema financiero internacional".

El secretario de Estado aprovechó la ocasión para defender así una vez más la presencia del Estado español en la próxima cumbre del G-20 en Washington.

Evento relacionado: 

Galería