La Comisaria Europea de Política Regional, en el Fórum Europa

Danuta Hübner sostiene una continuidad en las ayudas a la innovación en muchas Comunidades Autónomas y niega un "recorte drástico" del presupuesto

Aclaró la posición de la Comisión frente a países que demandan recortes en las ayudas.

MADRID, 13 de enero de 2005. La Comisaria europea de Política Regional, Danuta Hübner, pidió hoy el apoyo del Gobierno español a su propuesta de presupuesto europeo para 2007-2013 argumentando que, no sólo es "más generosa que las reglas existentes" ahora para las regiones que pasan a ser estadísticamente más ricas, sino que además permitirá que muchas comunidades autónomas españolas se beneficien de ayudas a la competitividad y la innovación.

Durante su intervención en el Forum Europa organizado por Nueva Economía, con la colaboración de Europa Press y el patrocinio de ING Direct, Somersen y British Telecom, Hubner no quiso cuantificar las ayudas que dejará de percibir España durante los próximos años respecto a 2000-2006, debido a que la nueva política regional tiene que tener en cuenta la entrada de 10 países más pobres. En su opinión, es "muy grave" plantear el futuro en esos términos porque parecen transmitirse "dudas sobre la necesidad de la ampliación".

En todo caso, dejó claro que Bruselas no acepta la posición de "varios países que pretenden realizar recortes drásticos en el presupuesto de la política regional" (Francia, Reino Unido, Países Bajos, Suecia, Alemania y Austria) y advirtió de que ello sería "un falso ahorro". En primer lugar, porque los programas que benefician a las regiones de estos países, los más ricos, "inevitablemente serían los primeros en ser suprimidos".

Además, alertó de que recortar las ayudas europeas conllevaría "una renacionalización de la política regional y el probable uso y abuso de subsidios nacionales", lo que "podría impedir el buen funcionamiento del mercado único" con una competencia distorsionada.

Hubner admitió que a la hora de pactar el reparto de fondos "la capacidad de argumentar" de los políticos será importante, pero advirtió contra la práctica de "dejarlo todo para la última noche"."Eso podría ser posible en una Europa a 15, pero no a 25", añadió.

En todo caso, admitió que el calendario político, especialmente las elecciones británicas --que tendrán lugar previsiblemente en mayo--- dejan "una ventana de oportunidad muy estrecha, probablemente la mitad de mayo y el mes de junio" para alcanzar un acuerdo en este semestre como quiere la presidencia luxemburguesa de la UE, pero reclamó "voluntad política" para lograrlo, porque son necesarios unos 18 meses para preparar todos los programas, de modo que las ayudas puedan empezar en enero de 2007.

Evento relacionado: 

Galería