Jordi Hereu

Madrid, Hotel Ritz (Plaza de la Lealtad, 5) 9:00 horas
Martes, 17 Marzo, 2009 - 09:00

Desayuno informativo del Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum, con el patrocinio de Asisa, BT y Red Eléctrica de España. Margarita Sáenz-Díez, Subdirectora de El Periódico de Catalunya, moderará el coloquio que tendrá lugar tras la intervención. Plazas Limitadas

Jordi Hereu
Alcalde de Barcelona

mostrar biografía

Jordi Hereu i Boher es el alcalde de Barcelona desde el 8 de setiembre del 2006.

Nació el 14 de junio de 1965 en Barcelona. Vivió su infancia en el núcleo antiguo del barrio de Sant Gervasi, donde sus padres se habían instalado por obligaciones del negocio familiar después de haber residido en Ciutat Vella y en L'Eixample. Sus abuelos eran originarios de la comarca del Pallars Jussà y se habían trasladado a Barcelona en los primeros años del siglo XX.

Cursó estudios primarios y secundarios en la escuela Sant Gregori. Obtuvo la licenciatura y un máster en Administración y Dirección de Empresas por ESADE (Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas). Está casado y tiene dos hijos.

Inició su actividad profesional en el sector privado, aunque la trayectoria de Jordi Hereu se concentra mayoritariamente en el sector público. En el año 1991 fue responsable de márqueting de la sociedad Port 2000. De 1992 a 1997 ocupó la dirección de márqueting de la empresa Centro Intermodal de Logística S. A. (CILSA), promotora de la Zona de Actividades Logísticas de las instalaciones portuarias de Barcelona.

Su vocación política se despertó al acabar el bachillerato y maduró mientras cursaba estudios superiores. Jordi Hereu recuerda que su primer contacto con la política fue cuando, en setiembre de 1976, en L'Escala, asistió a un mitin del Reagrupamiento Socialista protagonizado por Josep Pallach. Desde 1987 es militante del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC).

Entre las figuras que considera referentes en su pensamiento político y social, Hereu destaca a Jacques Maritain, Emmanuel Mounier, Josep Pallach, Jordi Galí, Willy Brandt, Vaclav Havel y Czeslaw Milosz.

La vinculación de Jordi Hereu con el Ayuntamiento de Barcelona empezó en el año 1997, cuando fue nombrado gerente de Les Corts. Dos años después, a raíz de las elecciones municipales de 1999, fue designado concejal de este distrito, cargo que ocupó durante cuatro años, hasta el final del mandato. Entre otras acciones, impulsó la rehabilitación del casco antiguo, la reforma de la colonia Castells y la reordenación de la llamada Puerta Norte de la Diagonal.

En el 2003 fue nombrado concejal del Distrito de Sant Andreu y concejal de Seguridad y Movilidad. Hasta principios del 2006 compaginó ambas responsabilidades, y llevó a cabo iniciativas muy significativas, como la creación de zonas de aparcamiento para vecinos (el Área Verde), medidas de pacificación del tráfico y la modernización de la Guardia Urbana de Barcelona, que coincidió con el cambio de modelo policial que se produjo por el despliegue de la policía autonómica.

En abril del 2006, y hasta que fue elegido alcalde, fue portavoz del Gobierno municipal y quinto teniente de alcalde, responsable de las concejalías de Movilidad y de Participación Ciudadana, Solidaridad y Cooperación, y presidente del Consejo del Distrito de Gràcia.

Jordi Hereu fue reelegido alcalde de Barcelona en junio del 2007 al haber ganado las elecciones municipales.

Las prioridades que el alcalde se ha marcado para el presente mandato, que se prolongará hasta la primavera del 2011, las ha resumido en tres ejes centrales: cohesión, creatividad y capitalidad.

Cohesión social y territorial para garantizar, desde un trabajo expresamente intenso y equitativo, un nivel de bienestar y de calidad urbana que llegue a todos los ciudadanos y a cada uno de los 73 barrios que forman Barcelona, y que se concreta en políticas activas en educación, atención social, vivienda, equipamientos y servicios. Creatividad como el rasgo diferencial que sitúa Barcelona en plenas condiciones de generar desarrollo económico, sobresalir en ámbitos clave como la innovación, la investigación, las nuevas tecnologías o la cultura. Y capital de Cataluña, una condición inherente, un vínculo estrecho en la que Barcelona quiere ser motriz, y que requiere dar un salto adelante en infraestructuras, en transformación urbana y recursos a la altura de sus aspiraciones y potencialidades. Salto adelante que tiene que reforzar el papel de Barcelona como núcleo del área metropolitana y como referente esencial para el conjunto de España.

Jordi Hereu entiende la acción política desde la proximidad a los intereses, los problemas y los deseos de los ciudadanos. Y a partir de unos determinados valores. Sus palabras son ilustrativas en este sentido: "Las ciudades que progresan se sustentan en determinados valores colectivos, que son la esencia de la vida en sociedad y lo que en último término determina la fortaleza. Libertad, igualdad, solidaridad, diálogo, convivencia, respeto, confianza: estos valores definen y explican Barcelona".