Rajoy presenta a Núñez Feijóo en el Fórum Europa

"Soy el de siempre pero en la vida hay que moverse"

Con el patrocinio de BT, Red Eléctrica de España y Asisa

MADRID, 19 de mayo. El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, afirmó hoy que sigue siendo "el de siempre" con los mismos principios y convicciones que ha defendido a lo largo de su vida pero dejó entrever un ligero cambio de estrategia bajo la afirmación de que "en la vida de cuando en cuando hay que moverse". Rajoy hizo estas declaraciones durante su presencia en un desayuno del Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum, en el que participaba el presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, uno de los responsables de redactar la ponencia de Estatutos que el partido debatirá en el Congreso Nacional del mes de junio.

El líder de los populares salió al paso de la polémica suscitada por la decisión de María San Gil de abandonar la ponencia política al desconfiar de la posición que va a mantener la dirección nacional en asuntos esenciales como las relaciones con los nacionalistas.

"Yo soy el que he sido siempre pero creo que en la vida de cuando en cuando hay que moverse y sobre todo hay que mirar al futuro", dijo Rajoy. "Hay mucha gente en el partido que tiene derecho a que se le escuche y se le atiendan sus posiciones pero lo único que no podemos hacer es no movernos y estar siempre en el mismo sitio porque eso no lo hace nadie en ninguna faceta de la vida".

Rajoy adelantó que quiere un partido "que mire al futuro" y que se centre en solucionar los problemas de las personas porque considera que tiene "posibilidades" de ganar las próximas elecciones generales.

Además, aseguró que, pese a las discrepancias manifestadas por María San Gil y las críticas de otros dirigentes como Gustavo de Arístegui, todos los compañeros del partido son "gente estupenda" y por eso quiere presentar en el cónclave de junio un "proyecto de integración".

"Yo soy de los que piensan que no se ganan amigos por la vía de la sustitución, sino por la vía de la ampliación", sentenció utilizando las mismas palabras que solía emplear José María Aznar durante su etapa al frente del PP.

Rajoy adujo que esto es lo que quiere la "mayoría" de los militantes, lo que le llevó a restar importancia a la crisis interna que actualmente atraviesa el PP y a pedir que el partido permanezca "unido" en torno a los principios que ha defendido desde su refundación en 1989.

"Estas cosas se producen habitualmente en los momentos previos a los congresos, sobre todo cuando no se ha conseguido el objetivo electoral y a partir de ahí cada uno puede pensar lo que estime oportuno y conveniente", puntualizó.

Rajoy defendió que el PP es "un partido tolerante" en sus planteamientos, en sus principios y en su forma de actuar. Como tal, explicó que "ser tolerante significa ser dialogante, entender a los demás pero significa también defender los principios y convicciones en los que uno cree".

Esos principios, señaló, están "muy definidos" en el programa electoral con el que se presentó a las elecciones generales del 9 de marzo y tienen como "prioridad" la derrota de la banda terrorista ETA y la defensa de España como "nación" conformada en un estado autonómico.

Evento relacionado: 

Galería