El Presidente de la Patronal Andaluza, en el Foro de la Nueva Economía

Herrero niega discrepancias en la CEA sobre la concertación y que sea un "cheque en blanco"

Participó junto al Consejero de Empleo y los representantes sindicales en el Encuentro 2005 de la Economía Andaluza

MADRID, 3 de marzo. El Presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, negó hoy en Madrid que existan "notas discordantes en el plano interno" de la patronal andaluza por su apoyo al VI Acuerdo de Concertación Social, suscrito el pasado mes de febrero con la Junta y los sindicatos CC.OO y UGT, y rechazó que el apoyo de la CEA al pacto sea un "cheque en blanco" al Gobierno de Manuel Chaves o implique que los empresarios andaluces están "domesticados".

Herrero se pronunció de este modo durante su intervención en el panel titulado 'Los valores de una concertación social estable', en la que coincidió con el consejero andaluz de Empleo, Antonio Fernández, y los secretarios regionales de CC.OO, Francisco Carbonero, y UGT, Manuel Pastrana, en el marco del 'Encuentro 2005 de la Economía Andaluza' celebrado en Madrid y organizado por el Foro de la Nueva Economía.

Según el presidente de la CEA, el sistema de la concertación social "tiene críticas externas conceptuales y mediáticas" en el sentido de que establece una "excesiva planificación" económica o supone un "cheque en blanco" para la Junta, pero destacó que no existen "notas discordantes en el plano interno" en este sentido y destacó que "no hay mejor modelo aunque se le achaquen escasos resultados". En este sentido, Herrero señaló que la concertación social constituye una "experiencia positiva, aunque haya que exprimir aún más el limón" en aspectos como impulsar la creación de empresas, ya que considera "insuficiente" la cifra actual en Andalucía, o acelerar desde las administraciones públicas los trámites para la puesta en marcha de proyectos empresariales.

CRITICAS A LOS "AGOREROS"

También hizo un balance satisfactorio de los acuerdos de concertación el consejero de Empleo, Antonio Fernández, que agradeció la "valentía y altura de miras" de los agentes sociales para convertir estos pactos en una "seña de identidad de Andalucía" y criticó a "los agoreros que sólo se fijan en los aspectos que pueden mejorarse sin reconocer el éxito" de esta fórmula de diálogo social.

En la misma línea, el secretario general de CC.OO-A, Francisco Carbonero, interpretó como un "signo de madurez democrática" el compromiso sindical de apostar por el "consenso antes que por la confrontación en aras al interés general" en los acuerdos de concertación y aprovechó su presencia en Madrid para reivindicar "lo que de verdad se hace en Andalucía frente a las opiniones ancladas en tópicos trasnochados que la presentan como una región subsidiada y pasiva".

Por último, el secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, hizo una "apasionada" defensa de la concertación social "aunque somos conscientes de sus limitaciones" y puso en valor que estos acuerdos ofrecen "garantías de estabilidad a los procesos económicos por encima de avatares políticos" e incorporan compromisos sindicales no sólo por un "empleo de calidad", sino también por "mejorar la competitividad de la economía y la productividad empresarial".

Galería