"Fórum Europa. Tribuna Catalunya" con don Alejandro Fernández, Candidato por el PP a la Presidencia de la Generalitat de Catalunya

El candidato del PP catalán recomienda no depositar “esperanzas constitucionalistas” en Illa

Mecenas  Assistència Sanitària        socio tecnológico  Microsoft   

- Porque “da la sensación” de que va “con la calculadora electoral en la mano” en vez de “con la calculadora de la salud”

28 de enero. El candidato del PP a la Presidencia de la Generalitat, Alejandro Fernández, recomendó a los catalanes desde el 'Fórum Europa. Tribuna Catalunya’ que no depositen “esperanzas constitucionalistas” en la figura del exministro de Sanidad Salvador Illa porque el PSC promoverá un tripartito con ERC y los Comuns “si da la suma” en las elecciones del 14 de febrero.

Así lo indicó el presidente de los populares en Cataluña en este evento que celebró Nueva Economía Fórum de manera telemática en el marco de su ciclo ‘Elecciones Catalunya 2021’. A su juicio, cada movimiento que hace el candidato del PSC a la Generalitat da la sensación que se hace “con la calculadora electoral en la mano” en vez de con “la calculadora de la salud”.
Para Fernández, es comprensible que esta forma de proceder pueda “indignar a mucha gente” porque contribuye a “desprestigiar la política”. En este punto, se mostró seguro de que el PSOE hará un tripartito con ERC y los Comuns si “da la suma”, dado que es “lo que hace siempre” y “tiene experiencia en la materia” tras los pactos del PSC en Ayuntamientos y en el Gobierno central.
Igualmente, aprovechó para comentar el nombramiento de Miquel Iceta como nuevo ministro de Política Territorial tras abandonar Illa el Ministerio de Sanidad para volcarse en la campaña en la que es candidato del PSC. Aunque reconoció que ambos siempre han tenido una relación cordial y se han profesado respeto, puso en duda que sea la persona más adecuada para esta Cartera habida cuenta de sus declaraciones sobre la existencia de ocho naciones en España.
Defendió aquí que “la única solución para que esto no ocurra” es que haya un PP “fuerte” en el Parlamento catalán tras los comicios autonómicos. “Cataluña necesita un cambio tanto de políticos como de políticas” y “sólo el PP es garantía de defender cuestiones tan fundamentales como el crecimiento económico, la propiedad privada o la libertad educativa”, subrayó.
“El cambio no puede ser un tripartito de izquierdas”, prosiguió Fernández, para quien es evidente que el PP crecerá en estas elecciones tras pasar una etapa “muy complicada”. Se enorgulleció, en este sentido, de estar recuperando “la confianza” de la ciudadanía al hablar “de las cosas que preocupan” en Cataluña y de la necesidad de tener un Gobierno para todos.
ELECCIONES CON GARANTÍAS

Fernández también indicó que si finalmente se celebran las elecciones el 14 de febrero es porque la Justicia ha considerado que se dan “todas las garantías” para proteger la salud y la participación democrática en un proceso electoral. Es más, consideró de “sentido común” que se cumplan con estas dos premisas.
Así las cosas, llamó a acatar toda decisión judicial en este sentido e invitó a los catalanes a ser partícipes de la cita con las urnas si finalmente la Justicia considera que el próximo 14 de febrero “se dan las condiciones de salud y libertad de voto” que son “necesarias” para el proceso electoral.
El líder del PP catalán alertó de que “una de las obligaciones de un responsable político es no hacer declaraciones frívolas”. Por ello, recordó que ayer pidió la dimisión de la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, por haber generado “alarma” al referirse a la posibilidad de que personas en municipios confinados puedan asistir a mítines.
Pese a la posterior rectificación del Govern, desaconsejando romper el confinamiento por actos electorales, Fernández ahondó en que no se puede “trasladar alarma social” y consideró que lo ocurrido “es un escándalo”. A este respecto, exigió a la Generalitat que deje a un lado las “mentiras” y los incumplimientos a lo acordado en la mesa de partidos catalanes.
Pese a todo, el líder del PP catalán quiso mandar “un mensaje de cariño y de apoyo a nuestros compatriotas” y decirles que “Cataluña no es el nacional populismo que ha gobernado en estos últimos años” y que no pierdan la esperanza de “seguir conviviendo juntos”.
“La mayoría de los catalanes queremos al resto de españoles. Os queremos”, trasladó, a la vez que recalcó que los catalanes saben que “la mayoría del resto de españoles también nos queréis a nosotros”. “Que tengáis la confianza de que Cataluña puede salir de este bucle separatista”, remarcó.
Lo dijo desde la base de que Cataluña “no es la primera sociedad que vive una experiencia nacional populista que destruye la convivencia y las bases de la economía” y con la creencia de que “las cosas pueden cambiar a mejor”. En esta línea, llamó a recuperar el espíritu de la Transición y la Constitución española que trajo “los mejores 40 años a la sociedad española”.
“Derrotar al populismo es un objetivo absolutamente irrenunciable”, se reafirmó el presidente de los populares en Cataluña y candidato a la Presidencia de la Generalitat.