José Luis Martínez-Almeida en declaraciones al Fórum Europa

El Ayuntamiento no ha cometido “ningún tipo de irregularidad” con el memorial de la Guerra Civil de La Almudena

Bajo el mecenazgo de Asisa y Cabify

MADRID, 21 de febrero. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, aseguró este viernes en el 'Fórum Europa' que el consistorio madrileño no ha cometido “ningún tipo de irregularidad” en el memorial de la Guerra Civil del cementerio de La Almudena que el anterior equipo de gobierno dirigido por Manuela Carmena comenzó a construir y remarcó que lo que han hecho es seguir lo que marca el dictamen del Comisionado de Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid.

Así lo indicó en declaraciones a los medios de comunicación antes de asistir al encuentro informativo que organizó en Madrid Nueva Economía Fórum, tras conocerse que el Tribunal de Cuentas ha abierto una investigación por la decisión del Ayuntamiento de retirar las placas de víctimas franquistas del cementerio.
 
Almeida comentó que valora dicha decisión “igual que la de la Fiscalía, que archiva precisamente esa denuncia y ha descartado de plano que haya podido producirse cualquier tipo de actuación irregular por parte del Ayuntamiento de Madrid”. En este sentido, indicó que la Fiscalía ha sido “clara y contundente”.
 
El alcalde manifestó que en ese monumento hay una expresión del expresidente de la Segunda República Manuel Azaña en la cual “todos nos podemos sentir reconocidos”. Se trata de una de las “grandes frases que hay en la historia de España”, que es paz, piedad y perdón”, apostilló.
 
“Esa era la intención precisamente de este equipo de gobierno con más o menos acierto”, recalcó antes de añadir que “queríamos un monumento a la reconciliación, a todas las víctimas y que también se englobara con la frase de Azaña”.
 
Por tanto, “igual que se dijo que se habían borrado, y no era cierto, también me gustaría que se resaltara que el equipo de gobierno no ha dejado desnudo ese documento sin ningún tipo de cita ni de frase, sino que se cita a quien fue presidente de la República”. “Qué mejor expresión para tratar de reconciliar a todos nosotros frente a aquellos que quieren levantar heridas”, se preguntó.
 
ESPÍRITU DE LA TRANSICIÓN
 
Preguntado por las críticas de la oposición, que hablaban de una “resignificación del memorial, Almeida señaló que el anterior equipo de gobierno “quería primar unas victimas sobre las otras, establecer una determinada visión de la historia”, mientras que “nosotros queremos primar el espíritu de la Transición y, por tanto, el espíritu de la reconciliación”.
 
En este sentido, recordó que la Transición la hicieron “aquellos que estuvieron pegándose tiros entre ellos entre 1936 y 1939”, por lo que “me parece que es mucho mejor ejemplo tomar el de aquellos que se pusieron de acuerdo tras pegarse tiros entre sí unos años antes, que el de Pablo Iglesias tratando de deshacer lo que hicieron las generaciones anteriores o el de esa izquierda sectaria que lo que pretende es imponer una determinada visión de la historia”.
 
Por ello, apeló “al recuerdo, a la reconciliación y a esa Transición de la cual tenemos que sentirnos orgullosos y no a las tesis de la izquierda sectaria, que lo que pretende es 80 años después reescribir completamente la historia”.
 
De este modo, afirmó que sí que han resignificado el documento, porque “para nosotros, víctimas son todos los ciudadanos de Madrid que entre 1936 y 1944 sufrieron violencia o persecución como consecuencia de sus ideas, de sus pensamientos, su orientación sexual”.
 
Por último, indicó que con dicha resignificación quiere "homenajear a todas las víctimas frente a los que pretenden meter cizaña, sembrar el odio o entender que la política es un lodazal donde solo cabe estar en uno otro extremo”. “Nosotros nos hemos situado en el extremo de las víctimas”, concluyó

Evento relacionado: 

Galería