Manuel Chaves, en el Encuentro 2005 de la Economía Andaluza

Chaves alerta contra los "aspavientos" sobre financiación autonómica para no provocar enfrentamientos territoriales

Durante la inauguración del encuentro

MADRID, 3 de marzo. El Presidente del PSOE y de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, alertó hoy en el Encuentro 2005 de la Economía Andaluza, perteneciente a la plataforma Foro de la Nueva Economía, organizado por Nueva Ecoomía Fórum, con la colaboración de The Wall Street Journal Europe y el patrocinio de Fertiberia y Unicaja, contra los "aspavientos" que se producen en relación con el sistema de financiación autonómica y advirtió de que, aunque "todo el mundo tiene derecho a hacer las propuestas que considere más justas y más convenientes" en esta materia, "ello nunca debería traducirse en un enfrentamiento entre territorios".

Chaves lanzó este mensaje después de que el Presidente de la Generalitat, Pascual Maragall, le pusiese el pasado martes como ejemplo del "cierto repliegue" que percibe en el PSOE y en el Gobierno central ante la reforma de la financiación autonómica, la Constitución y los estatutos por su rechazo a que las reformas estatutarias puedan suponer una modificación "unilateral" de la Carta Magna ni condicionar el sistema de financiación.

Tras señalar que "cada vez que hablamos de financiación autonómica siempre ha habido rayos y truenos" que luego no han impedido "acuerdos y avances", el jefe del Ejecutivo andaluz --que en ningún momento se refirió de forma expresa a su homólogo catalán-- no dejó de poner de manifiesto que "apenas dos meses después de poner en común las posiciones pareciera como si el gran tema de desacuerdo sea el de la financiación, que es considerado por algunos como la piedra de toque de sus reformas".

En clara referencia a las propuestas del PSC, Chaves indicó que "no es razonable, desde el punto de vista conceptual, que una comunidad pudiera determinar en su Estatuto su relación financiera con el Estado porque afecta a la capacidad financiera del Estado y del resto de comunidades", al tiempo que señaló que "las reformas de los estatutos son iniciativas de largo alcance que van mucho más allá de tal o cual sistema de financiación", materia en la que no dudó de que "si ese es el problema ya tenemos repetida experiencia en solucionarlo satisfactoriamente entre todos".

"HAY MUCHO RUIDO"

En este sentido, el también Presidente del PSOE apostó por "mirar las cosas con tranquilidad y sin tantos aspavientos como hacemos en ocasiones", ya que se mostró convencido de que "podemos mirar todo este proceso con tranquilidad y con sosiego, porque hay bases para el acuerdo en el que nadie se sienta marginado o excluido, aunque a veces en estos temas hay mucho ruido".

Ya centrado en las reformas estatutarias, Chaves también reiteró su oposición a la posibilidad de que puedan convertirse en "instrumentos, más o menos subrepticios, de reforma de la Constitución", toda vez que considera que "una cosa es hablar de la necesaria modernización de la España de las Autonomías y otra bien distinta poner en cuestión la estructura básica del Estado", en la que, a su juicio, "después de 25 años no caben cambios bruscos ni alteraciones sustanciales de los equilibrios en que se fundó", de modo que las reformas no deben limitarse a un mero "maquillaje" pero tampoco plantear un "cambio de modelo".

"Después de más de dos décadas de desarrollo autonómico no es imaginable un escenario autonómico de vuelta atrás para crear dos niveles de autonomías diferentes", subrayó el Presidente de la Junta, que dejó claro que desde Andalucía "defendemos un modelo que no suponga privilegios de unos territorios sobre otros" en el que sea "posible la diversidad pero no sea aceptable la desigualdad", lo que le llevó a rechazar la reforma del artículo 2 de la Constitución y a defender que el recurso al artículo 150.2 de la Constitución se realice de forma "excepcional" para no "vaciar al Estado de los instrumentos que garantizan la solidaridad interterritorial y la igualdad".

RECHAZO AL PLAN IBARRETXE Y APOYO A PATXI LÓPEZ

Durante su intervención, Chaves también tuvo palabras para expresar su rechazo al 'Plan Ibarretxe' y su convencimiento de que "es posible lograr un nuevo Estatuto de Euskadi en el que quepan todos los vascos y que, al mismo tiempo, quepa en la Constitución", para lo que apostó por las propuestas de "diálogo y consenso" del líder del PSE, Patxi López. "Lo mejor que le podría ocurrir al País Vasco es que los ciudadanos respalden en las urnas las propuestas de Patxi López el próximo 17 de abril", subrayó.

Galería