Manuel Bretón en el Fórum Europa

Cáritas apunta que “es posible” acabar con la exclusión social que viven 11 millones de personas

Mecenas    

MADRID, 24 de junio. El presidente de Cáritas Española, Manuel Bretón, apuntó este viernes en el Fórum Europa que “es posible” aunque “complicado” acabar con la exclusión social en España, que según el informe de la Fundación Fomento de Estudios y Sociología Aplicada (Foessa) alcanza a 11 millones de personas que se encuentran en “una situación límite” en un momento social de “incertidumbre”.

“Nos hace pensar que hay que seguir trabajando en ello. Reclamamos que nos escuchen y nos ayuden. Se nos abren todas las puertas a las que llamamos”, aseguró durante este encuentro informativo organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, al que acudió para exponer el papel de la entidad que preside en el 75 aniversario de su fundación.
 
“El momento culminante de todo ello ha sido la pandemia”, prosiguió, cuando Cáritas encontró una “oportunidad” para desarrollar su labor pese a que muchos de sus voluntarios tuvieron que quedarse en casa por su avanzada edad y se cerraron proyectos. “Pero abrimos otros y nació un voluntariado joven”, matizó.
 
La Consejera de Familia, Juventud y Política Social de la Comunidad de Madrid, Concha Dancausa, tomó la palabra para destacar la “capilaridad” de Cáritas en la sociedad española como una de sus señas de identidad. “Hay Cáritas en todas partes” y, añadió, tiene “una gran financiación propia, no depende de los poderes públicos”, y su aportación a las entidades gubernamentales “ha sido de gran ayuda”.
 
En respuesta, Bretón indicó que “Cáritas está donde se necesita” a través de más de 5.000 Cáritas parroquiales y 600 proyectos diocesanos, pues es “una red que no cierra nunca y que abre esas puertas a la sociedad y a quien lo necesita”.
 
El presidente de la ONCE y su Fundación, Miguel Carballeda, compartió con los asistentes sus orígenes en Galicia en una familia “muy humilde” que precisó la ayuda de Cáritas. “Seguimos igual, creyéndonos que nunca nos va a tocar, pero son cosas que ocurren cada día”, dijo en referencia a la situación de vulnerabilidad a la que han empujado las crisis a muchas familias en España.
 
Por ello, agradeció a Cáritas su atención a la gente que “sufre tanto”, ayudándola “con un plato de comida, una conversación, un abrigo, pagar la luz o a buscar empleo”. “A veces hablamos entre nosotros del poco reconocimiento que tienen las organizaciones sociales. Hay demasiados prejuicios y se pierde tanto tiempo en la conflictividad… ¿No costaría nada que las administraciones, de vez en cuando, reconocieran lo que hacen las organizaciones sociales con la gente más necesitada de un país?”, interpeló al presidente de Cáritas.
 
“Todo el apoyo que pidamos va a parecer poco. Estamos en una situación en la que podemos estar orgullosos de la respuesta de nuestra sociedad. Es impresionante. Con motivo de la pandemia, de la guerra de Ucrania, empresas, donantes, socios, voluntarios, e incluso instituciones con las que no teníamos nada que ver, de repente han ofrecido su colaboración”, dijo.
 
También agradeció y reconoció que “durante tantísimos años” siempre ha habido voluntariado de la Iglesia y de los sectores sociales que han apoyado a los más necesitados.
 
“Vamos a seguir siendo necesarios, seguro. Las circunstancias nos obligan a reinventarnos, es una norma que se mantiene en nuestra casa. Tenemos que estar ahí”, prosiguió para destacar el papel de los más de 70.000 voluntarios con los que cuenta la organización en España y los múltiples convenios con empresas que apoyan a Cáritas.
 
En este punto, recordó que la financiación es “básicamente privada”, pues de los 400 millones de euros que destina a ayudar a los más vulnerables, “prácticamente el 70% es privado”, el resto tiene origen en administraciones públicas y fondos europeos.
 
“Es importante que la sociedad siga pensando que Cáritas se sustenta gracias a sus donaciones, herencias, trabajo de las empresas, y de quienes nos provén cuando lo necesitamos”, añadió. Además, aprovechó el fin de la campaña del IRPF para ejercer de “pedigüeño”. “Siempre pediremos más”, sentenció. “Es una oportunidad para que los ciudadanos piensen que necesitamos su ayuda”.
 
También aplaudió el papel de las organizaciones sociales el presidente de la Plataforma del Tercer Sector, Luciano Poyato, que destacó de Cáritas su capacidad de gestión de equipos y su aportación a la cohesión entre las entidades de ese ámbito. A renglón seguido preguntó al presidente de Cáritas sobre su perspectiva del futuro de la plataforma y lo que pediría al Gobierno para superar la crisis social.
 
Bretón señaló que la plataforma es necesaria esté Cáritas en ella o no, pues “es la forma de contacto con las administraciones” y pidió “comprensión al Gobierno y las administraciones”. “No se nos cierra una puerta siempre que llamamos. Es una sensación de bienestar y dormir tranquilamente”, alabó.

Evento relacionado: