El presidente de Eusko Alkartasuna en el "FÓRUM EUROPA. Tribuna Euskadi"

Ziarreta apuesta por más intervencionismo y endeudamiento público para salir de la crisis

Con el patrocinio de BBK, Orange y Petronor

BILBAO, 28 de enero. El presidente de Eusko Alkartasuna (EA), Unai Ziarreta, afirmó hoy en Bilbao que, a pesar de que "en Euskadi estamos mejor, la situación es grave y salir de la crisis va a ser costoso". Para hacer frente a esta situación, propuso "políticas más intervencionistas y aumentar el endeudamiento público". Durante su participación en el "FÓRUM EUROPA. Tribuna Euskadi", organizado por Nueva Economía Fórum, Ziarreta dijo que "al Gobierno le corresponde asumir el papel director de la economía para corregir las desviaciones del libre mercado y garantizar el bienestar de la ciudadanía".

En este sentido, se mostró convencido de que "el neoliberalismo es el gran derrotado de la crisis" y es hora de corregir los errores cometidos en el pasado "y cimentar el futuro sobre bases sólidas que permitan el crecimiento social y como país".

Unai Ziarreta afirmó que "no basta con facilitar financiación a las empresas privadas, sino que es el Gobierno quien debe poner en marcha proyectos que supongan importantes inversiones en obra pública para estimular la economía directamente".

ENDEUDAMIENTO
A este respecto, opinó que "no hay que tener miedo al endeudamiento de las instituciones, ya que es un recurso más a tener en cuenta", porque "en tiempo de crisis no puede haber sitio para el superávit presupuestario".

El presidente de EA subrayó la importancia del gasto social y consideró "prioritario preservar y mejorar todas y cada una de las conquistas del Estado de bienestar, y estaremos atentos para combatir cualquier recorte en este ámbito".

Además, apostó por una política fiscal "progresista" como instrumento clave, porque "quienes más tienen, más deben aportar para que quienes menos tienen no sufran los efectos de la crisis y tengan permanentemente cubiertas las necesidades básicas de cualquier persona". "El sistema fiscal en su conjunto debe expresarse en términos de solidaridad", añadió.

Para su partido, "recuperar el diálogo social, el acuerdo y el consenso" es una prioridad para terminar con "los desacuerdos entre la Administración y la mayoría sindical vasca".

En este sentido, Ziarreta cree que el Gobierno no debe caer en la tentación de utilizar este momento de dificultad económica como excusa para intentar justificar "recortes de plantilla que nada tengan que ver con la crisis".

Evento relacionado: 

Galería