Los portavoces en el Congreso de PSOE y PP en el Fórum Europa

Zaplana juzga "dramático" el futuro territorial de España si el PSOE sigue pactando con partidos soberanistas

Con el patrocinio de BT, Asisa y Red Eléctrica de España

MADRID, 29 de enero. El portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Eduardo Zaplana, juzgó hoy "dramático" el futuro territorial de España si el PSOE gana las elecciones y sigue pactando con partidos soberanistas, mientras que su homólogo socialista, Diego López Garrido, reprochó reiteradamente su estrategia de "bloqueo" institucional. Ambos participaron en un debate en el Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum, que se dividió en cuatro bloques, uno de ellos la política territorial y la pendiente renovación de órganos constitucionales.

En opinión de Zaplana, la situación es "tremendamente compleja, difícil, y me atrevería a decir dramática", debido fundamentalmente a la disparidad de criterios estatutarios sobre las inversiones estatales, la creación de comunidades "de primera y de segunda", todo ello derivado de acuerdos con partidos soberanistas que han anunciado ya consultas en ese sentido.

Esa reflexión es "un insulto" a los ciudadanos, también a los afiliados del PP, dijo López Garrido, porque salvo en el caso de Cataluña todas las reformas estatutarias se han aprobado por consenso.

En contra de las previsiones del PP, sentenció el portavoz socialista, "España no se ha roto y está más fuerte y consolidada que nunca".

Si el PP respaldó esas reformas, precisó después Zaplana, fue para "paliar en la medida de lo posible el desastre que ustedes estaban haciendo" y si se habla de respeto a los militantes hay que recordar, apuntó, el criterio de Alfonso Guerra.

Zaplana subrayó que tensiones y acuerdos con partidos nacionalistas "los ha habido siempre", pero la novedad en esta legislatura es que se cerró "un frente del Gobierno y de los nacionalistas más radicales contra el principal partido de la oposición" y ejemplo de ello fue el Pacto del Tinell.

Para López Garrido se trata más bien de una "estrategia de autoexclusión" del PP al haber basado su política de oposición en la convicción de que la legislatura no se agotaría, lo que le llevó a renunciar a presentar alternativas en todos los ámbitos y a centrar su discurso en la política antiterrorista.

El portavoz socialista acusó también al PP de promover una "estrategia de bloqueo institucional" obstaculizando todas las decisiones en las que se requería mayoría cualificada, como la renovación del CGPJ.

En este capítulo, Zaplana dejó ver un documento, supuestamente la lista de nombres que el PSOE proponía para esa renovación, repleta, aseguró, de nombres de "familiares y amigos". El motivo de su oposición, reiteró, fue la ruptura del Pacto por la Justicia por parte del PSOE.

López Garrido tachó de "frívola" la reflexión de Zaplana y sacó otra aprobación "vetada" por el PP, la de la reforma del Reglamento del Congreso de los Diputados.

Según Zaplana, el PSOE renunció a ella porque los nacionalistas exigían poder utilizar el catalán y el euskera, a lo que el PP se negaba. Según López Garrido, el PP "la vetó" incluso después de que los nacionalistas renunciaran a esa pretensión.

"Mentir está feo", replicó Zaplana, que retó a los nacionalistas a avalar la versión de uno de los dos, dejando claro con ello la disparidad de criterios entre ambos partidos.

Evento relacionado: 

Galería