Fórum Europa con el ministro de Relaciones Exteriores de la República Federal de Alemania

Westerwelle cree que a la Comisión Europea le sobran miembros y funciones

Patrocinado por BT, Asisa y Red Eléctrica de España

MADRID, 10 de diciembre. El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, afirmó hoy en el Fórum Europa que “una Comisión Europea como la actual es demasiado grande” y tiene que respetar el principio de subsidiariedad en lugar de incurrir en la “tendencia a asumir cada vez más funciones” en que caen todas las administraciones.

Westerwelle, que protagonizó la edición de hoy del citado evento informativo, organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, recordó que ningún gobierno en el mundo se compone de 28 ministros, como comisarios hay en Bruselas, pues no hay tantas parcelas administrativas que gestionar.

En este sentido, diagnosticó que “Europa tiene que ocuparse de las cosas importantes” y no de otras más propias de regularse en los propios Estados. “No necesitamos una Comisión Europea que marque el paso en las agendas nacionales”, apuntó, mostrándose esperanzado ante las últimas manifestaciones al respecto de su presidente, José Manuel Durao Barroso.

MEJORAR LA COMPETITIVIDAD
El ministro alemán afirmó, no obstante, que los países de la UE han de competir juntos contra el resto de potencias mundiales y no entre ellos y para ello llamó a aprovechar los imperativos que ha traído la crisis económica para seguir profundizando en las reformas en aras de mejorar la competitividad.

“El crecimiento depende de la competitividad”, advirtió, señalando la importancia de la formación y la innovación para compensar lo barato que otros países colocan sus productos en el mercado, y bromeando que en Alemania no se tienen reticencias a la “austeridad”, puesto que no existe tal palabra, sino que se habla de “disciplina fiscal”, que tiene mejores connotaciones.

En otro orden de cosas, advirtió del peligro de que los partidos euroescépticos y la abstención dominen las próximas elecciones europeas, y llamó a tomárselas “muy en serio” porque es misión de esta generación mantener la unidad de la UE, que si se rompe sería muy difícil recuperar, y ello significaría “un fracaso de toda nuestra generación”.

Westerwelle rehusó hablar de política alemana, puesto que en cuanto tome posesión el nuevo Gobierno de coalición entre la CDU conservadora y el SPD socialdemócrata, él, que pertenece al Partido Liberal que hasta ahora gobernaba con la formación de la canciller Ángela Merkel, pasará a la oposición. A ese momento emplazó al auditorio para ser “libre” y poder expresar sus opiniones acerca de muchas de las cuestiones que se le formularon en el coloquio.

Evento relacionado: 

Galería