Uribe llama a fortalecer la cohesión para evitar “odio social” por la pandemia

Mecenas Asisa, Cabify y socio tecnológico Microsoft

6 de julio de 2020. El expresidente de Colombia Álvaro Uribe alertó en ‘NEF Online’ de la necesidad de fortalecer la cohesión en su país para evitar “odio social” como consecuencia de la pandemia de Covid-19, que ha truncado la senda de crecimiento del país.

En un encuentro informativo telemático organizado por Nueva Economía Fórum, explicó que la economía colombiana, después de una fase de estancamiento, estaba creciendo en los últimos meses gracias a medidas “muy buenas” tomadas por el Gobierno de Iván Duque, como la reducción de impuestos o los estímulos a la inversión, y el año pasado el país creció “muy por encima” de la media de la región.

Sin embargo, la pandemia ha truncado esa trayectoria, el país se cerró “muy oportunamente” y se está abriendo gradualmente, y se están tomando medidas sociales “muy importantes” para paliar los efectos de ese parón. “Tenemos por delante un periodo muy incierto”, reconoció.

En ese escenario, destacó de forma reiterada la necesidad de actuar con “fraternidad”, llegando a acuerdos para aplicar políticas sociales y de cohesión, de forma que la pandemia y la crisis se superen “sin hambre” y “sin odio”.

Precisó que la caída de la recaudación ha sido menor a la prevista pero aun así “muy grande”, el déficit podría llegar hasta el 7%, y el endeudamiento también está al alza, pero expresó su confianza en las medidas tomadas por el Gobierno de Duque, como el llamado “ingreso solidario” o las transferencias condicionadas.

También, explicó, el país “se ha dotado bien” para hacer frente a las consecuencias sanitarias de la pandemia y evitar la saturación del sistema, por lo que pidió tener “confianza en Colombia” a pesar de que son necesarias aún más medidas para superar la crisis.

Uribe no quiso aventurar cuándo se podría normalizar el tránsito entre Colombia y otros países, pero sí reconoció que el turismo ejecutivo se resentirá porque la pandemia ha acelerado el uso de plataformas digitales, y el turismo recreativo también acusará los efectos del miedo al contagio y las restricciones en transportes y alojamientos. Sin vacuna, sentenció, es “muy difícil tratar de hacer pronósticos”.