Fórum Europa con el expresidente de la República de Colombia

Uribe dice que se modificarán los acuerdos de paz con las FARC si el ‘uribismo’ regresa al poder

Patrocinado por         

MADRID, 21 de junio. El expresidente de Colombia Álvaro Uribe mostró este miércoles en el Fórum Europa su compromiso de modificar los acuerdos de paz suscritos por las FARC si el ‘uribismo’ regresa al poder tras las elecciones presidenciales de 2018.

Así se pronunció en el citado encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum, en el que dejó claro que dichos acuerdos de paz “no se desconocerán” sino que se modificarán en aquellos aspectos que considera que son más lesivos para los intereses de Colombia.

Uribe descartó que vaya a liderar la candidatura del Partido Centro Democrático en los comicios de 2018 no por falta de ganas sino porque la Constitución colombiana se lo impide. A pesar de ello, aseguró que promoverá “nuevos liderazgos” en seno del ‘uribismo’ con el objetivo de que esta corriente política se haga con el poder en Colombia.

Esto le permitió aseverar que “si uno de los nuestros” gana las elecciones presidenciales los acuerdos de paz suscritos con las FARC serán modificados para “no convertir a Colombia en una segunda Venezuela” y para revertir las nefastas consecuencias económicas que, a su juicio, han reportado a su país.

Uribe afirmó que en Colombia, tras el acuerdo con las FARC, los terroristas no van a la cárcel y se benefician de los recursos oficiales para seguir siendo la “principal narcoguerrilla” del mundo.

Esto le permitió hacer un paralelismo entre la actitud del Gobierno de su país hacia las FARC con la intolerancia que en Europa existe hacia el nazismo al preguntarse en voz alta “¿por qué en Europa no se permiten los partidos nazis y en Colombia se tolera la existencia de una guerrilla de corte marxista-leninista?”

Además, lamentó que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aceptara en 2012 que el narcotráfico practicado por las FARC se considerara un “delito conexo con la rebelión”, lo que significa, dijo, que no conlleva penas de cárcel ni la posibilidad de extradición.

A pesar de presentar a unas FARC robustecidas y favorecidas por el Gobierno de su país, afirmó que muchos de los integrantes de esta guerrilla han desertado y se han sumado a las filas del Ejército de Liberación Nacional (ELN) para seguir con su actividad terrorista.

A su vez, reprochó a la “dictadura de Venezuela” que se haya convertido en un “santuario de terroristas” al acoger en su territorio a distintos miembros de las FARC y del ELN.

Uribe presentó una Colombia que sufre un periodo de “deterioro económico” y refutó las tesis del Gobierno de Juan Manuel Santos que lo vinculan al momento que se vive en el mercado del petróleo al afirmar que su país no es dependiente de esta fuente de energía.

Por ello, afirmó que en Colombia se vive una “crisis de confianza” que lleva a los empresarios a pensarse dos veces si les merece la pena invertir en el país cafetero tras los acuerdos con las FARC.

Por último, explicó que en su país existe un alto nivel de desempleo juvenil, lo que le llevó a defender la puesta en marcha de políticas encaminadas a estimular el “dinamismo de la empresa privada” para que la economía colombiana se vuelva a poner en marcha.

Evento relacionado: 

Galería