Durante su participación en el Fórum Europa

Uribe dice que la baja criminalidad en Colombia se debe a la “permisividad” de Santos con el narcotráfico

Patrocinado por Asisa, Red Eléctrica de España y BT

MADRID, 21 de junio. El expresidente de Colombia Álvaro Uribe afirmó este miércoles en el Fórum Europa que si su país disfruta de una baja tasa de criminalidad se debe a la “permisividad” que el Gobierno de Juan Manuel Santos demuestra hacia el narcotráfico.

Así se pronunció en el citado encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum, en el que aseveró que la permisividad del Gobierno colombiano con los narcotraficantes y con la extorsión ha llevado a los colombianos a la resignación.

“Ya no asesinan porque los criminales tienen poder territorial”, exclamó.

Junto a esta denuncia de la connivencia entre el crimen organizado y las autoridades de su país, Uribe presentó una Colombia en las que los delincuentes han conseguido vencer al Estado de derecho.

Defendió que durante su periodo al frente del Gobierno colombiano (2002-2010) el país mejoró en lo económico, en lo social y en materia de seguridad, poniendo como ejemplo de ello que la tasa de homicidios disminuyó significativamente.

Esto le llevó a dejar claro que la situación en este último ámbito ha empeorado como lo demuestra, dijo, el aumento de los homicidios en las ciudades de Cali y Medellín. También comentó que se han incrementado las extorsiones y los ataques a los oleductos.

Todo ello se explica por la “permisividad” de Santos con el narcotráfico, una práctica que se considera un “delito conexo con la rebelión”, lo que significa, dijo, que no conlleva penas de cárcel ni la posibilidad de extradición.

Además, acusó a Santos de ordenar el cese de las fumigaciones aéreas de las plantaciones de droga y de minimizar la destrucción manual de estos campos.

Esto ha favorecido, continuó Uribe, que de las 170.000 hectáreas de plantaciones de droga que había en Colombia cuando se suscribió el Plan América en tiempos del expresidente Andrés Pastrana se haya pasado a 180.000 hectáreas.

El expresidente colombiano concluyó afirmando que el peso del narcotráfico en la economía del país es del 3,5% en el PIB nacional –siendo el primer productor mundial de cocaína- a lo que se suma el “crecimiento exponencial” de la adicción a las drogas entre los colombianos.

Evento relacionado: 

Galería