Uribe denuncia los “obstáculos” que padece Duque para consolidar la paz en Colombia

Mecenas Asisa, Cabify y socio tecnológico Microsoft

6 de julio de 2020. El expresidente de Colombia Álvaro Uribe denunció en ‘NEF Online’ los “obstáculos” que tiene que sortear el actual jefe del Ejecutivo, Iván Duque, para consolidar la paz en su país.

En un encuentro informativo telemático organizado por Nueva Economía Fórum, explicó que al dejar el poder en 2010 Colombia había pasado de registrar 18.000 asesinatos al año a 15.000, “no era una maravilla”, comentó, pero “la tendencia era favorable”, como lo era el crecimiento de la inversión.

La situación ahora es que hay unos 4.000 reincidentes de las FARC, el ELN ha crecido “sustancialmente”, y unas 209.000 hectáreas son de coca, y todo ello porque, a pesar del “gran esfuerzo” de Iván Duque, heredó “muchos obstáculos” en ese proceso.

En su opinión, hay tres razones para la violencia que aún padece Colombia: la “impunidad absoluta” de la época de Santos, la reducción de la seguridad, y las trabas en la lucha contra el narcotráfico.

Subrayó que Colombia conserva 600.000 kilómetros cuadrados de selva virgen tropical que deben ser protegidos como parte de una política contra el calentamiento global, y el mayor enemigo para ello es el narcotráfico. Denunció, en ese sentido, que Santos acabó con las políticas de guardabosques pagados para preservar la selva, y ahora Duque está dedicando “muchos esfuerzos” a sortear todos esos “obstáculos”.

Preguntado expresamente por ello, negó que haya en Colombia una brigada de élite del ejército de Estados Unidos, y explicó que se trata de un cuerpo de 56 asesores para mejorar las políticas contra el narcotráfico.

Subrayó que Colombia y él mismo han pedido muchas veces “corresponsabilidad” a la comunidad internacional, porque ya no se puede decir que la coca se fabrica en Colombia y se consume en Europa o Estados Unidos. El país tiene ya 1,7 millones de consumidores y por ello Duque ha aprobado que no se criminalice la tenencia personal pero sí se decomise.

A ese llamamiento a la corresponsabilidad, precisó, Estados Unidos ha respondido con “ayuda práctica”, y se ha “distorsionado” la realidad. Se trata de asesores, insistió, no de militares armados, cuya presencia nunca se ha requerido, solicitado ni aceptado desde Colombia.