Josep Mª Álvarez en el Fórum Europa

UGT advierte de que la sociedad se está "radicalizando" y reclama un Pacto Social

Patrocinado por         

MADRID, 7 de julio. El secretario general de UGT, Josep Maria Álvarez, advirtió hoy en el Fórum Europa de que la sociedad se está "radicalizando", por lo que reclamó un Pacto Social que permita recuperar los derechos eliminados por los efectos de la crisis económica.

Durante su intervención en el acto organizado por Nueva Economía Fórum, Álvarez incidió en que "se ha roto el pacto social que nos había traído hasta estos días".

Por ello, defendió la necesidad de trabajar para "restablecer" un nuevo Pacto Social "que nos ayude a caminar en la senda de progreso".

En este punto, manifestó que es preciso que esta senda esté orientada a alcanzar una sociedad "más justa y más equilibrada".

"Este pacto sirve para España pero también sirve para Europa", señaló Álvarez, tras puntualizar que sería necesario "si de verdad queremos mantener la sociedad tal y como la hemos conocido hasta ahora".

Tras reconocer que "yo no soy un radical", el líder de UGT subrayó que la sociedad sí se está radicalizando "y tenemos que ser plenamente conscientes de que esa radicalización viene como consecuencia de la falta del reparto de riqueza".

Por ello, dijo que las bases para este nuevo Pacto Social empezarían por que los diputados respondieran a sus compromisos con los electores, la puesta en marcha de un verdadero "plan de choque" para el empleo o la derogación de la reforma laboral, "que es evidente que ha fracasado por el tipo de empleo que ha creado".

Por otra parte, preguntado sobre si considera que los sidicatos podrían subsistir únicamente con los ingresos procedentes de las cuotas de sus afiliados, Álvarez contestó que sería posible.

El problema, en su opinión es que no solo trabajan para sus afiliados, sino que tienen que compartir recursos con sus labores de representación de todos los trabajadores como un agente social más.

"Si solo trabajáramos para los afliados podríamos vivir con las cuotas", aseveró, antes de apuntar que hoy nadie discute que los asesores del Gobierno cobren y lo mismo debería ocurrir con los sindicatos. "Lo que ocurre es que en ocasiones no hemos sabido explicar bien dónde invertíamos (el dinero) cuando teníamos una subvención", lamentó.

Evento relacionado: 

Galería