Mª Teresa Fernández de la Vega, en el Fórum Europa BCN

"Todo el modelo de financiación no va en el Estatut"

Se refirió a la Conferencia de Presidentes como un "foro bueno" para abordar el debate de la financiación

BARCELONA, 3 de mayo de 2005. Mª Teresa Fernández de la Vega señaló que el compromiso del presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, "es tanto con el Estatut como con la reforma de la financiación", cuyos procedimientos "son diferentes", aunque ambos "acabarán en el Parlamento". La Vicepresidenta del Gobierno realizó estas manifestaciones en el FORUM EUROPA BNC, organizado por Nueva Economía Fórum con la colaboración de La Vanguardia y el patrocinio de Asisa, Asistencia Sanitaria Colegial y BT.

La portavoz del Gobierno advirtió así que "no todo el modelo de financiación va en el Estatut", sino que éste ha de recoger tan sólo unos principios, que se detallarán en un acuerdo concreto vehiculado por los procedimientos establecidos, que pasan por el Consejo de Política Fiscal. Además, consideró que la Conferencia de Presidentes Autonómicos es "un foro bueno para abordar este debate" sobre la financiación. "Es -dijo- de sentido común y razonable que los presidentes de las autonomías cuando se sientan a hablar, traten también el tema del que está hablando todo el mundo estos días, como es la financiación autonómica catalana".

De la Vega recordó que esta Conferencia es "un órgano de coordinación", concepto en el que la vicepresidenta centró su visión del modelo de Estado, "con un poder cooperativo" en el que "el pluralismo y la diversidad territorial se refleje en sus instancias y procedimientos".

"En un Estado complejo" como es el español actualmente, "el poder político ya no puede ejercerse directamente a partir de un centro único y ni siquiera desde centros múltiples, si no actúan de forma coordinada", apuntó en su discurso. En su opinión, "las tareas públicas no se pueden segmentar en niveles competenciales territoriales" sino que "no queda más remedio que buscar una solución cooperativa". Esta cooperación, según De la vega, se construye a partir de "garantías recíprocas, bilateralidad efectiva, multilateralidad necesaria, arbitraje y mecanismos que fomentan la lealtad".

De la Vega aseguró que el Gobierno "no tiene miedo al debate" y "trabajará y estudiará" la propuesta de financiación catalana, aunque insistió en que este debate se "abordará en el marco de los procedimientos establecidos".

La vicepresidenta defendió la postura del Gobierno de no pronunciarse ante los elementos concretos de la propuesta de financiación tripartita "para no condicionar el debate con posiciones rígidas de antemano", lo cual, señaló, "no significa que no tengamos un modelo claro".

"LA POSICION COMUN DEL GOBIERNO ES CLARA".

A este respecto, la portavoz del Ejecutivo remarcó que "la posición" del Gobierno sobre las reformas estatutarias y de financiación "es muy clara" y "coincidente" entre lo que expresan las declaraciones del ministro de Industria, José Montilla, el de Economía, Pedro Solbes, y "el presidente Zapatero. "No creo que encuentren ni una sola palabra que nos separe" a unos y otros de la "posición común" del Gobierno en este asunto, afirmó.

"A este gobierno no le asusta el debate, al contrario, cree que es bueno, siempre que se haga sin dramatismos" ni "tremendismos", algo a lo que consideró que "tienden a impregnarse los debates que se suscitan en la vida pública catalana" cuando se opta por "hablar más de principios y esencias, de lo que somos y cómo nos definimos, que de lo que necesitamos y cómo podemos conseguirlo".

En su discurso, De la vega repasó los logros del Ejecutivo socialista en su primer año de Gobierno y se centró en explicar los diez objetivos prioritarios para este año 2005, entre los que incluyó la investigación, desarrollo e innovación; la mejora de la educación; el aumento del empleo y el descenso del paro femenino; entre otros. A la conferencia de la vicepresidenta en Barcelona asistieron entre otros el ministro de Industria, José Montilla, el presidente de la Comunidad de Aragón, Marcelino Iglesias, la vicepresidenta del Congreso Carmen Chacón, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel.

Galería