El presidente del CIS en el Fórum Europa

Tezanos afirma que el 28-A dejó “con un palmo de narices” a quienes le acusaban de manipulador

Bajo el mecenazgo de Asisa y Cabify

MADRID, 18 de junio. El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos, aseguró este martes en el Fórum Europa que la encuesta de su institución que acertó los resultados de las elecciones generales del pasado 28 de abril dejó “con un palmo de narices” a quienes le acusaban de manipular los sondeos en favor del PSOE.

Tezanos se refirió a esta cuestión en un encuentro informativo organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, en el que fue presentado por Pedro Arriola, presidente del Instituto de Estudios Sociales y exasesor del PP.
 
El responsable del CIS se refirió a las críticas que recibió después su nombramiento por manipular las encuestas a favor del PSOE y sostuvo que ha sido “un poco exagerado”, ya que ha habido quien ha planteado llevarle “a la cárcel”.
 
Defendió que “no existe el método Tezanos” para elaborar las encuestas políticas del CIS y que su principio es que exista la “máxima transparencia”, que se conozcan las variables de los sondeos y evitar una “guerra subyacente e inapropiada” sobre el trabajo del organismo que preside.
 
“GUERRA DE ENCUESTAS”
 
Tezanos relacionó las críticas que ha recibido en los últimos meses con la “guerra de encuestas” que existe en España desde 2015, en la que, a su entender, había quienes querían crear un “ambiente” determinado para que ganara un partido o que se produjera el ‘sorpasso’ de unas formaciones sobre otras.
 
“En este caso”, afirmó, “yo he vivido en mis carnes el caso de la realidad invertida: el caso de los que éramos calificados de manipuladores e inventores de encuestas y no era verdad, era la objetividad, como los hechos luego han demostrado. Sin embargo, los que intentaban sesgar e influir a la opinión pública se quedaron luego un poco con un palmo de narices”.
 
Asimismo, sobre la encuesta de las generales del 28-A, que el CIS casi calcó, Tezanos dijo que fue confeccionada con un “método muy complejo”, que se usaron 108 variables y se hicieron “pruebas de consistencia” de los datos recibidos. Añadió que, aunque el acierto en los pronósticos “fue una compensación para mucho de los insultos recibidos”, la realidad es que toda encuesta tiene un porcentaje de “azar”, ya que la probabilidad de anticipar los resultados definitivos no es absoluta.
 

Evento relacionado: 

Galería