18 aniversario

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en el Fórum Europa

Tejerina ve “clave” acabar con el hambre para lograr el desarrollo sostenible del planeta

Patrocinado por Red Eléctrica de España, Orange y Asisa

MADRID, 8 de marzo. La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, señaló este jueves en el Fórum Europa que es “clave” la erradicación del hambre para que se cumplan los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aprobados por la Asamblea General de la ONU en 2015 para luchar contra la pobreza, la desigualdad y el cambio climático en el mundo hasta 2030.

Así lo destacó Tejerina en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid y en el que presentó al director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley, a quien definió como “un líder excepcional” para dirigir esta agencia de la ONU especializada en la lucha contra el hambre.

“Somos conscientes de que si no luchamos contra el hambre y la inseguridad alimentaria, difícilmente podemos avanzar en la consecución del resto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, indicó Tejerina, después de asegurar que la erradicación del inseguridad alimentaria es “un objetivo clave” para el departamento ministerial que ella dirige.

Tejerina comentó que ha habido una reducción progresiva del hambre en el mundo durante décadas, pero esa tendencia “se ha detenido e incluso se ha revertido en los últimos años” debido a “los conflictos armados, las sequías y las inundaciones, agravadas por los efectos del cambio climático”.

Así, subrayó que este “problema que parecía estar destinado a desaparecer” ha aumentado porque la carencia de alimentos afectó a 815 millones de personas en 2016, 38 millones más que el año anterior, y la desnutrición crónica infantil afecta a uno de cada cuatro niños menores de cinco años, al tiempo que “el sobrepeso y la obesidad están aumentando en todo el mundo, incluso en países de ingresos bajos y medios”.

Tejerina recalcó que “el hambre tiene causas concretas y definidas” y apeló al papa Francisco cuando dijo en su última visita a la sede de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) que “no podemos tratar el hambre en el mundo como si fuera una enfermedad incurable”.

En este sentido, apuntó que las soluciones deben tratarse “en conjunto” porque hay “desafíos interrelacionados” y destacó que su departamento ha puesto en marcha medidas para garantizar agua limpia y saneamiento, mejorar la calidad del aire, fomentar el consumo responsable, salvaguardar la salud de la vida submarina y los ecosistemas terrestres, y luchar contra el cambio climático.

Evento relacionado: 

Galería