Durante el coloquio del Fórum Europa

Sordo afirma que si CEOE no acepta la cláusula de revisión, se tendrá que elevar el mínimo de la banda salarial

Patrocinado por BT, Asisa y Red Eléctrica de España

MADRID, 19 de julio. El secretario general de CCOO, Unai Sordo, señaló hoy en el marco del Fórum Europa que si finalmente la patronal española CEOE no acepta incluir la cláusula de garantía salarial, se tendrá que elevar el mínimo de la banda salarial y que “con la banda baja garanticemos que no va a haber una pérdida de poder adquisitivo”.

Así lo afirmó Sordo a los periodistas a su salida después de intervenir en el citado acto informativo organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum.

Sordo explicó que cuando se pacta una banda salarial, una parte de los convenios colectivos se pueden situar en la banda más baja, y son “los convenios más debilitados, con sueldos más bajos”.

“Si no hay garantía salarial, los colectivos más precarios pueden seguir perdiendo poder adquisitivo”, subrayó, y aunque reconoció que la cláusula quizás no opere este año porque la inflación previsiblemente cerrará por debajo del 2%, “en el futuro se puede dar esa situación, que los salarios más bajos cada vez pierdan más poder adquisitivo” con una inflación superior al 2%.

A juicio de Sordo, conceptos como las cláusulas de revisión o los salarios mínimos se tienen que incorporar en los próximos años en la negociación colectiva, con el fin de evitar “esta creciente dualidad y creciente desigualdad”.

En cualquier caso, precisó que si la CEOE no acepta incluirla en el acuerdo salarial, “lo que tiene que haber es incrementos salariales más altos y que con la banda baja garanticemos que no va a haber pérdida de poder adquisitivo”, de manera que “si una pieza se cae de la mesa, las otras también se tienen que mover”.

Durante su discurso en el Fórum Europa, el recientemente elegido secretario general de CCOO explicó que el argumento de que con la cláusula de revisión se destruye empleo “no se sostiene empíricamente”.

Según Sordo, se pueden mantener incrementos “sustanciales” del salario mínimo, que impulsen el resto de salarios al alza y no suponga destrucción de empleo.

Asimismo, insistió en que el “tope” para cerrar el acuerdo es el mes de julio porque “no tiene sentido” que se pacten unas recomendaciones para 2017 en el mes de septiembre. “Si vamos a pactar una guía para la negociación tendrá que quedar algo que negociar porque si no, llegamos a un acuerdo de cartón piedra que no interesa”, concluyó.
 

Evento relacionado: 

Galería