El Padre Ángel en el Fórum Europa

“Sería absurdo en pleno siglo XXI defender y valorar sólo un tipo de familia”

Patrocinado por         

MADRID, 7 de febrero. El presidente y fundador de la ONG Mensajeros de la Paz, el padre Ángel García, afirmó hoy en el Fórum Europa que “sería absurdo en pleno siglo XXI defender y valorar sólo un tipo de familia”, refiriéndose “no sólo” a “la familia tradicional en la que muchos hemos crecido”.

García hizo estas declaraciones durante su intervención en el citado foro informativo, organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum y al que asistieron numerosas personalidades y 30 personas sin techo que habitualmente acuden a la iglesia del sacerdote, la de San Antón de Madrid.

“La familia no está en crisis”, sentenció, preguntando a los asistentes “cómo puede subsistir ese millón largo de gente sin ingresos” si no es porque “la familia siempre está ahí”, en alusión también a los hogares en los que hay “modelos familiares tan viejos como el mundo”, como los formados por uniones civiles, familias monoparentales e “hijos de mamás solteras y viudas”, enumeró.

DIVORCIO Y CELIBATO
A continuación también se refirió a la situación de los católicos divorciados y vueltos a casar. “Es mezquino detenerse a valorar si una persona responde a la ley”, apostilló, defendiendo que “el confesionario no es una sala de lecturas, sino un lugar de misericordia del Señor”.

Aunque bromeó con responder a algunas preguntas más conflictivas “con anestesia”, manifestó que reza “con el periódico en la mano”, donde encuentra informaciones como la relativa a la maternidad subrogada o vientres de alquiler, asunto que se debatirá este fin de semana en el Congreso convocado por el Partido Popular. En este punto remitió a la opinión del Papa, que afirma que “hay que rezar por esos niños que nacen o van a nacer”.

Sobre el celibato y el papel de las mujeres en la Iglesia, otro tema "conflictivo", el párroco de la iglesia de San Antón sentenció: “Cuando uno acepta las normas debe aceptarlas”, y explicó que ha cambiado de opinión sobre esos asuntos tras la llegada de Francisco al Vaticano.

“He comprendido que el problema no es que los curas y las monjas nos casemos, sino que estemos cerca de los desfavorecidos. Llegará, como han llegado mujeres a presidentas de gobierno”, pronosticó.

REFUGIADOS
El padre Ángel también denunció que “los españoles somos responsables como el resto de Europa de la indiferencia como hemos asumido la crisis de los refugiados”, aunque “también es verdad que algo vamos haciendo” y que, en términos generales, “España es más solidaria no gracias a la crisis, sino por culpa de la crisis”.

Sin embargo, criticó que “los refugiados no sólo se mueren en Grecia, también en Cádiz, como Samuel”, en recuerdo al niño subsahariano de cinco años encontrado ahogado hace unos días en la costa del Estrecho.

“En España también tenemos muros”, añadió, y explicó que no sólo se localizan en las vallas y concertinas del sur, de las que el Gobierno “tardó” en reconocer que cortan las manos de los inmigrantes que tratan de saltarlas, sino porque otras barreras “sin ladrillos” entorpecen las aspiraciones de quienes luchan por una vida mejor lejos de sus países de origen. “Ahora es más difícil traer a personas a curar personas aquí”, aseveró.

Por todo ello, defendió que “un refugiado vale exactamente lo que valemos cualquiera de nosotros” y que “la mayoría de las veces no vienen a pedir”, sino a contribuir a la sociedad.
 

Evento relacionado: 

Galería