Fórum Europa con el presidente de Foment del Treball Nacional y Vicepresidente de la CEOE

Sánchez Llibre pide esperar a la sentencia del Supremo y descarta hablar de indultos a los políticos presos

Bajo el mecenazgo de Asisa y Cabify

MADRID, 26 de junio. El presidente de la patronal catalana Fomento del Trabajo, Josep Sánchez Llibre, señaló este miércoles en el Fórum Europa que no sabe cuál será la situación política en Cataluña en un futuro inmediato y recomendó esperar a la sentencia del Tribunal Supremo tras el juicio sobre el referéndum ilegal del 1-O. También, descartó hablar sobre los indultos a los políticos catalanes presos.

Así lo dijo Sánchez Llibre en este acto informativo organizado por Nueva Economía Fórum al que asistieron, además de responsables de distintas patronales y políticos, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio; la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; y el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque.
 
El responsable de la organización de empresas en Cataluña fue preguntado sobre si ve estabilidad suficiente en la Generalitat de Cataluña para prolongar la legislatura y si cree que el presidente de la Generalitat impulsará la independencia tras la sentencia del 'procés' que está preparando el Tribunal Supremo.
 
Sánchez Llibre se limitó a responder que “vamos a intentar tener buenas relaciones con el Gobierno de Cataluña, sea quien sea” y señaló que desconoce cuál será la situación política en Cataluña en un futuro inmediato y que habrá que ver lo que sucede cuando se dicte la sentencia.
 
En cualquier caso, incidió en varias ocasiones en que no corresponde a Fomento plantear iniciativas políticas y en que la organización acordó no entrar en consideraciones políticas. “Representamos a muchas sensibilidades” y “no nos queremos manifestar”, pronunció.
 
De esta manera, evitó opinar sobre la posibilidad de que se indulte a políticos catalanes presos o la opinión del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero respecto a que la sentencia no afecte al diálogo con las fuerzas independentistas.
 
En su discurso dijo que “cuantas menos declaraciones se hagan, mejor” pero sí expresó su “firme y decidido compromiso en hacer todo lo que esté en mi mano para ayudar a restablecer una correcta relación institucional entre el Gobierno de España y el Gobierno de la Generalitat” pero con la “máxima discreción para facilitar que la política haga su trabajo sin más presiones”.
 
En materia económica, sí que reclamó una nueva ley de financiación autonómica y que el Gobierno coja “el toro por los cuernos” en este asunto. También pidió unos nuevos presupuestos en Cataluña “competitivos” porque el hecho de que no los haya “da una imagen de inestabilidad en política económica que no nos interesa ni en Cataluña y ni en España”.

Evento relacionado: 

Galería