Durante el coloquio del Fórum Europa

Roldán alerta sobre las consecuencias de la demanda al Santander por el Popular

Bajo el mecenazgo de Banco Sabadell, Cabify y Asisa

MADRID, 20 de febrero. El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, avisó este miércoles en el Fórum Europa sobre el riesgo de que ningún inversor o banco vuelva a intentar socorrer a otra entidad en resolución si no se da certidumbre en sus costes, como puede ocurrir con el Santander si acaba teniendo que hacerse cargo de los litigios abiertos por el Popular.

"Toda Europa está mirando lo que ocurre. Si no hay seguridad jurídica, si no hay certidumbre sobre los costes de un banco en resolución, nadie va a querer hacerse cargo y eso es una auténtica desgracia", alertó durante este desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, donde fue presentado por el consejero ejecutivo y máximo responsable de la Comisión de Riesgos del Sabadell y ex secretario de Estado, David Vegara.

En este sentido, consideró "fundamental" garantizar la claridad y certidumbre sobre los impactos potenciales de participar en el salvamento o resolución de una entidad para que "no todos tengamos el problema al día siguiente", cuando la situación "de un banco en resolución no es fácil ni agradable".

"Espero que sea el modelo para Europa", elaboró, subrayando que en España "fuimos enormemente afortunados" de la existencia de una entidad como el Santander que se pudiera hacer cargo permitiendo que las sucursales del Popular y sus clientes operasen con normalidad a las pocas horas de haberse resuelto la entidad, sin interrupciones ni problemas en la prestación de su servicio.

El Santander se quedó solo en la puja precisamente por su capacidad para inyectar 13.000 millones de euros en liquidez al Popular, colapsado al secarse sus cañerías, y acometer casi al instante una ampliación de capital por valor de 7.000 millones para recomponer su capital e integrarlo en el grupo.

El conflicto al que se refería Roldán al ser cuestionado es que el grupo cántabro ha heredado, como sucesor directo del patrimonio de activos y pasivos del Popular, su responsabilidad ante litigios, hoy con demandas milmillonarias en España y Europa de parte de los inversores que perdieron toda su inversión en acciones y deuda del Popular.

Evento relacionado: 

Galería