El presidente del Gobierno de Canarias en el Foro de la Nueva Economía

Rivero propone una reforma laboral que vele por trabajadores y desempleados

Con el patrocinio de  y la colaboración de

MADRID, 12 de marzo. El presidente de Canarias, Paulino Rivero, aseguró hoy que ha llegado el momento de abordar sin más dilación una gran reforma laboral que vele por los trabajadores, los parados y el fomento del empleo. En un almuerzo del Foro de la Nueva Economía, organizado por Nueva Economía Fórum, Rivero se refirió al tema de la crisis económica para señalar que el Gobierno socialista ha llegado a ella "tarde y mal" porque "ha estado más pendiente de sus necesidades electorales" que de impulsar medidas para combatirla.

Según el presidente canario, “hay que empezar a aportar soluciones desde el realismo y la transparencia y dejar los dimes y diretes”. Esas soluciones, añadió, deben tener como base el diálogo con los agentes sociales y económicos, para lo cual es preciso hacer un esfuerzo “de generosidad y solidaridad” a fin de llegar al entendimiento.

En este sentido, Rivero considera que ha llegado el momento de abordar sin más dilación una reforma laboral, educativa y de la Administración Pública. Respecto a esta última, dijo que es “la asignatura pendiente de la reciente etapa democrática”, ya que es necesario que sea más eficiente, eficaz y productiva.

En su opinión, hay que exigirles más a los funcionarios en estos tiempos, pues deben ser un ejemplo no sólo en cuanto a incremento salarial, sino al servicio que prestan a los ciudadanos, quienes esperan mayor agilidad de la Administración Pública.

En cuanto al sistema educativo, subrayó que el tema de la formación “no puede estar pendiente del Gobierno de turno”, sino que hay que conseguir un modelo estable.

Pero donde Rivero se mostró más contundente fue en la necesidad de acometer una reforma laboral que vele por los trabajadores y desempleados y fomente el empleo. Para garantizar el mantenimiento de éste, apostó por un gran acuerdo social entre sindicatos y empresarios y por que se ponga en valor “la cultura del esfuerzo”.

Se mostró igualmente partidario de frenar el absentismo laboral porque si no se hace las empresas no van a poder ser competitivas. Abogó, además, por suprimir la cotización de las empresas a la Seguridad Social en el caso de Expedientes de Regulación de Empleo con suspensión de contratos y por facilitar que no se produzcan despidos.

Sobre la cuestión del paro, resaltó la conveniencia de incrementar y prorrogar los subsidios y las prestaciones por desempleo, así como de constituir con urgencia el Consejo General del Empleo para coordinar políticas en este ámbito.

Finalmente, el presidente canario incidió en la necesidad de favorecer el empleo mediante el reto de la formación y apoyar decididamente a los emprendedores y al autoempleo con bonificaciones.

Evento relacionado: 

Galería