El presidente autonómico de Cantabria en el Foro de la Nueva Economía

Revilla afirma que no juega a ser de pueblo: "Es que yo soy de pueblo"

Con el patrocinio de The Wall Street Journal Europe y OHL.

MADRID, 20 de febrero. El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, aseguró hoy que no juega a presentarse en público como un político cercano al pueblo, o de pueblo. "Es que yo soy un hombre de pueblo", afirmó orgulloso. Preguntado por su imagen, durante su intervención en el Foro de la Nueva Economía, organizado por Nueva Economía Fórum, Revilla explicó que "el presidente cántabro vió y comió la primera vez un plátano a los once años porque yo nací en un valle en 1943 a dos mil metros (de altitud), sin luz ni carretera".

Aunque aseguró sentirse un "privilegiado" porque "mi madre es la maestra y mi padre guardamontes, ¿cómo no voy a ser de pueblo? He nacido en el pueblo más pueblo de Cantabria, en unos años terribles y, por lo tanto, no presumo de nada".

"Me gusta cantar, hablar como hablan en mi pueblo, he tenido la suerte de estudiar y no veo problemas en el hecho de que ahora pueda estar sentado con Botín, Villar Mir...", comentó.

Sobre su anunciada retirada política tras concluir la presente legislatura regional, señaló que "lo que he dicho es lo que he dicho. Y como mis compañeros (de partido) me han pedido que no hable del tema, que no lo diga, pues no lo digo".

Evento relacionado: