Ángel Garrido, presidente de la Comunidad de Madrid

Reivindica la “revolución de la normalidad” y renuncia a la “tentación de tener cada día una ocurrencia distinta”

Patrocinado por Asisa y Red Eléctrica de España

MADRID, 17 de septiembre. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, reivindicó este lunes en el Fórum Europa "la revolución de la normalidad", que admitió puede parecer un “oxímoron" pero a su juicio "define con claridad lo que debe volver a ser la política, la revolución de la normalidad”.

Garrido reivindicó durante una conferencia organizada por Nueva Economía Fórum que “una revolución que comienza por renunciar a la tentación de tener una ocurrencia distinta cada día, de buscar un titular fácil, de hacerse una foto, aunque sea una foto absurda, cuestión que llegó al límite de lo ridículo, con la de unas manos, que al parecer de forma esotérica, nos explican que mostraban determinación”.
 
El presidente madrileño afirmó que “en lugar de caer en esa política del marketing, que solo dura un instante, es preferible trabajar con tesón impulsando proyectos lógicos, en plazos sensatos, que sirvan para transformar la realidad y mejorar la vida de las personas”.
 
Consideró que “la política del titular y la ansiedad de querer inventar la rueda todos los días, solo revela la impotencia para gobernar de quien cae en ella, porque durante la mayor parte del tiempo, lo importante no es inventar nuevas ruedas, sino saber utilizar las que ya están inventadas”.
 
Añadió que “no hay ejemplo más evidente de esto que el actual desgobierno de Pedro Sánchez” y añadió que “lo verán muy claro si comparan qué ha hecho mi gobierno en mis primeros 100 días como presidente de Madrid y qué ha hecho Sánchez en el mismo periodo, en el que, por cierto, ya se ha dejado por el camino a dos ministros y una directora general”.
 
Señaló que una de sus primeras decisiones fue “acordar con los agentes sociales una prórroga de la Estrategia Madrid por el Empleo, que supone una inyección de 800 millones de euros durante dos años para promover el empleo”.
 
Por el contrario, consideró que la “gran noticia del Gobierno de Sánchez en materia de trabajo también es muy conocida: haber admitido un sindicato de trabajadoras sexuales, que luego han tenido que recurrir”.
 
Manifestó que otra de sus “prioridades ha sido bajar los impuestos, para lo cual hemos presentado un proyecto de ley aumentado deducciones, introducido bonificaciones, y reducido incluso el tipo mínimo autonómico del IRPF, el más bajo de España”.

Evento relacionado: 

Galería