El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en Tribuna Euskadi

Quemada afirma que la CNMC ahorra a los consumidores “entre 300 y 400 euros al año”

Bajo el mecenazgo de     

BILBAO, 8 de abril. El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, puso este lunes en valor en el ‘Fórum Europa. Tribuna Euskadi’ la labor de esta institución, que según fijo permite a los consumidores “ahorrar entre 300 y 400 euros al año”.

Marín Quemada, protagonista de este acto organizado en Bilbao por Nueva Economía Fórum, incidió en que este hecho le “espolea” para seguir “evitando prácticas abusivas e intentar poner racionalidad en la existencia de normas” e incidió en que “los mercados no se ajustan solos, necesitas contrapesos”.
 
“Hay argumentos teóricos que piensan que sí, pero es demasiado a largo plazo, y resulta a que a largo plazo ya no estaremos en la faz de la tierra”, ironizó el presidente de la CNMC, que insistió en que no se puede “esperar” para “neutralizar el peso excesivo” de determinados operadores que actúan “al margen de la ley para hacerse un espacio” en el mercado.
 
Pese a todo, Quemada lamentó que en ocasiones los gobiernos “tampoco dan facilidades”, dado que el “exceso de normas” se puede transformar también en un “freno para la actividad económica”. “El exceso de normas estorba considerablemente”, advirtió el empresario, que destacó que “es muy difícil llegar a un equilibrio para que se sume en lugar de restar”.
 
“En ocasiones, los estados sobrenormatizan los sistemas y se transforman en un peso excesivo para el bienestar”, reiteró Quemada, que, en este punto, puso en valor la labor de su institución para “evitar prácticas abusivas e intentar poner racionalidad en la existencia de normas”.
 
En este sentido, el presidente de la CNMC advirtió de que los precios del mercado serían muy diferentes de no haber existido su institución, que utiliza “una metodología estándar, amparada por la OCDE”, en la que se aplican los “criterios más conservadores”. “Las prácticas más prudentes para que nadie pueda decir que nos pasamos”, afirmó.
 
De esta forma, la CNMC consiguió ahorrar el pasado año 290 millones de euros, cifra que en ejercicios anteriores llegó a alcanzar los 400 millones. Eso se traduce en un ahorro de entre 300 y 400 euros para los consumidores, informó Quemada.
 
VOCACIÓN DE SERVICIO
 
En cualquier caso, Quemada destacó que su experiencia a lo largo de seis años como presidente de la CNMC le demostró que “hay que adaptarse” a cada uno de los escenarios que surjan en el mercado. “Se nos señalan los interrogantes con más habilidad que las soluciones. No hay un modelo único para hacer frente a todos esos desafíos”. Al respecto, destacó la “responsabilidad que genera” trabajar “en una urna de cristal y con un foco encima”.
 
“Estas agencias tienen que ser tremendamente rigurosas. En la CNMC tenemos vocación de servicio metida en nuestro ADN”. Bajo su punto de vista, la tienen también las 12 autoridades de la competencia autonómicas que existen en España, entre ellas la vasca, presidida por Alba Urresola.
 
Esta última fue, precisamente, la encargada de realizar la presentación de Quemada. La presidenta de la Autoridad Vasca de la Competencia valoró el sistema “descentralizado” que impera en la aplicación del derecho a la competencia repartido entre la CNMC y la autonomía. Instituciones entre las que “no existe una relación de jerarquía” y que constituyen “organismos importantes y eficaces” en el desarrollo económico del País Vasco.
 
 

Evento relacionado: 

Galería