NEF Tendencias con don Enrique Polo de Lara, Senior VP y Spain Country Leader de SALESFORCE

Polo defiende que la digitalización de las pymes sea prioridad en el reparto de los fondos europeos

Mecenas        

24 de junio. El consejero delegado de Salesforce en España, Enrique Polo de Lara, defendió en ‘NEF Tendencias’ una distribución “capilar” de los fondos europeos de reconstrucción asignados a España, de manera que la digitalización de la pyme sea una prioridad en la asignación de esos recursos.

El directivo de la tecnológica estadounidense, especializada en asistencia ‘cloud’ a empresas para su relación comercial y de marketing con los clientes, analizó el diseño de ese reparto de los fondos ‘Next Generation’ que ha hecho el Gobierno durante su intervención en el encuentro que organiza Nueva Economía Fórum.

Polo dijo que el plan de recuperación que ha confeccionado el Gobierno “está bien armado, analiza bien las necesidades del país”, y hace una buena apuesta por la colaboración público-privada. A su juicio, ahora el desafío primordial para llevar a buen puerto la canalización de los 140.000 millones previstos para España es que se dé un destino prioritario a la digitalización de la pyme.

Las grandes empresas del Ibex van a ser fundamentales para la recuperación por su capacidad de arrastre, afirmó Polo, “pero España es un país de pymes y estas tienen que acelerar su digitalización”, para contribuir a la larga al objetivo común de que crezca el tamaño de la empresa española.

"TALENTO ESCASO"

Durante su participación en ‘NEF Tendencias’, el vicepresidente senior de Salesforce en España indicó que la transformación digital se ha convertido en un “imperativo” para las empresas y la simultaneidad del canal físico y digital para las empresas ha venido para quedarse después de la pandemia.

El responsable de la multinacional norteamericana avisa de que en España “el talento digital” “es escaso” en el mercado laboral, y las empresas que mejor sepan apostar por él ganarán más cuota de mercado en el futuro.

Sobre el crecimiento del teletrabajo desde la pandemia, Polo cree que va a ir al alza porque tiene varias ventajas, entre ellas que “deslocaliza el talento”, de forma que las pymes podrán captarlo fuera de su área de mercado, y permite redefinir espacios físicos de trabajo, con menos puestos individuales y más zonas para reuniones y lugares de trabajo en equipo.