Pastor avisa al centroderecha de que “divididos no haremos nada”

Mecenas Asisa, Cabify y socio tecnológico Microsoft

20 de julio de 2020. La vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados y diputada del PP, Ana Pastor, defendió en ‘NEF Online’ que en su partido son “gente moderada” y explicó que lo que buscan es “ampliar” sus “bases” para que “una inmensa mayoría de españoles se sientan cómodos” y entiendan que “divididos no haremos nada” en las elecciones.

En este encuentro informativo organizado telemáticamente por Nueva Economía Fórum, la también portavoz del PP en la comisión parlamentaria de reconstrucción no quiso entrar “en comentarios de temas que se verán en los próximos meses” cuando se le preguntó si es favorable a una coalición preelectoral con Ciudadanos de cara a las próximas elecciones catalanas.

“Sí puedo decir que si queremos de verdad ser una alternativa al Gobierno de comunistas y socialistas, lo haremos unidos. Nunca, nunca, nunca seremos capaces desde luego de ganar elecciones si el centroderecha va separado a unas elecciones”, señaló, y por eso explicó que el PP quiere ser “un partido amplio” en sus bases.

Pastor definió al PP como una formación de “centroderecha reformista” y recalcó que el objetivo es que “una inmensa mayoría de españoles se sientan cómodos” con un proyecto que defiende los pilares del Estado del Bienestar y aboga por una política económica que genere riqueza y empleo.

En este sentido, llamó “a todos a que se incorporen al proyecto del PP” porque “divididos no haremos nada” en las elecciones. Además, compartió la ilusión que siente por el “resultado magnífico” de Alberto Núñez Feijóo en Galicia al revalidar su cuarta mayoría absoluta en los comicios del pasado 12 de julio.

“Tenemos un gran presidente”, dijo sobre Feijóo, al tiempo que aplaudió que lo hiciese “muy bien especialmente en la gestión de la Covid-19”. “Además, tenemos cuatro años por delante de estabilidad, moderación, mesura…”, expuso Pastor sobre esta victoria que supone “darse una alegría” en política tras vivir “unas cuantas elecciones que no nos dábamos ninguna”.

En cuanto a la “moda” de hablar sobre el papel que juega el PP y su forma de hacer oposición, Pastor recordó que cuando Mariano Rajoy estaba en la oposición tampoco gustaba al Gobierno socialista lo que decía su formación y que se les llegaba a tildar de “radicales”. “Cuando uno está en la oposición sabe que no caes demasiado simpático”, comentó.

En todo caso, aludió a la importancia de “decir las cosas que no funcionan” en el Gobierno, aunque “ser oposición es una cosa muy complicadita”. “Cuando haces críticas no es que seas radical”, apuntó, defendiendo el deber de decir “lo que no funciona”. A este respecto, sostuvo que su modelo, el de Pablo Casado y el del presidente gallego pasa por “aportar siempre alternativas y soluciones”.

Afeó aquí al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que no haya recogido el guante a las propuestas de pactos de Estado que le ha lanzado el presidente de los populares y abundó en que el suyo es “un partido de Gobierno” que cree en “ser moderados en las formas y desde luego contundentes siempre”.

“Ya sabe la frase de nuestro presidente, nosotros somos gente moderada”, sintetizó la vicepresidenta segunda del Congreso, y dijo que en su caso lleva “unos años en política” y que es conocida. Por último, agradeció a Casado que la situara al frente de la comisión parlamentaria de reconstrucción y se congratuló por el hecho de que “parte de las cosas que defendemos han sido incorporadas ya en el documento”.