Roger Torrent, presidente del Parlament de Catalunya en el Fórum Europa

“No vamos a poner ninguna línea roja, pero tampoco vamos a dar un cheque en blanco”

Bajo el mecenazgo de          

MADRID, 4 de julio. El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, de ERC, dijo este jueves en el Fórum Europa que en el debate de investidura de Pedro Sánchez que se inicia el 22 de julio no pondrán condiciones inasumibles, pero tampoco darán carta blanca al presidente en funciones. “No vamos a poner ninguna línea roja, pero tampoco vamos a dar un cheque en blanco”, afirmó.

Torrent hizo esta afirmación en el citado encuentro informativo organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, en el que el presidente de la Cámara catalana fue presentado por el jurista Luis López Guerra, catedrático de Derecho Constitucional. 
 
Preguntado por qué posición adoptará ERC en la sesión de investidura de Sánchez de finales de este mes, Torrent dijo que su partido está “para hacer política, no para bloquear a nada ni a nadie”.
 
Sostuvo que la formación que lidera Oriol Junqueras apuesta por el “diálogo y negociación”, por lo que a la sesión de investidura de final de mes no irán con vetos previos, pero tampoco darán carta blanca a Sánchez. “No vamos a poner ninguna línea roja, pero tampoco vamos a dar un cheque en blanco”, apuntó.
 
Al mismo tiempo, destacó que la “responsabilidad” de gobernar es de Sánchez y del PSOE. Asimismo, se refirió  que a ERC más que la investidura le interesa saber “qué PSOE y qué presidente Sánchez vamos a encontrarnos” en la legislatura si el jefe del Ejecutivo en funciones consigue el apoyo del Congreso para revalidar el cargo.
 
Torrent afirmó que su fuerza política quiere saber si, en el caso de iniciarse la legislatura, se va a ver “el PSOE que habla de diálogo o el PSOE que aplica el 155”. Añadió que también es importante saber si va a haber un Gobierno como el que propició la acogida de los inmigrantes del barco 'Aquarius' en Valencia o el que amenaza con multas al 'Open Arms'.

Evento relacionado: 

Galería