NEF Online con doña María Chivite, Presidenta del Gobierno de Navarra

Navarra estudiará “sinergias” con La Rioja porque “tiene que salir” el proyecto Ebro Food Valley para que sea una realidad

Mecenas grupo de Salud ASISA,  teniendo a MICROSOFT como socio tecnológico.

- Chivite dice que el Gobierno repartirá los fondos europeos a las comunidades según proyectos y no según población

2 de febrero de 2021. La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, explicó en ‘NEF Online’ el apoyo que brinda al proyecto Ebro Food Valley y abogó por “estudiar sinergias” con proyectos de otras comunidades para la captación de los fondos europeos.

En concreto, durante su participación en este acto organizado por Nueva Economía Fórum, Chivite aseguró que ya se ha abierto el camino con la presentación de esta iniciativa para modernizar y digitalizar el sector agroalimentario a los ministerios de Transición Ecológica y de Industria.

“Tenemos muy buenas sensaciones de las posibilidades” de este proyecto por cuanto aúna los tres ejes principales que la Comisión Europea ha marcado para el plan ‘Next Generation’ que concede los fondos: digitalización, sostenibilidad y economía circular, y cohesión social.

En esta línea, mencionó a la ‘Ciudad del envase’, uno de los “grandes proyectos” que para la percepción de estos fondos ha presentado La Rioja. “Debiéramos estudiar esas sinergias entre el Ebro Food Valley y la ciudad del envase”, apuntó Chivite, tras mencionar también la buena sintonía con Aragón en estas materias.

Chivite dio su “compromiso” a “seguir siendo interlocutor, valedora, defensora en primera persona de este proyecto” que aspira a la creación de 600 puestos de trabajo. Será “parte activa en la defensa de este proyecto” porque “tiene que salir adelante”, resumió tras ofrecer el “compromiso firme” de su Ejecutivo de ejercer de “lobby navarro” para la captación de los fondos europeos.

Según la presidenta de Navarra, en sus conversaciones con Industria, “el criterio de reparto (de fondos), según se nos han trasladado desde el Ministerio, no va a ser tanto un criterio de reparto establecido de población por riqueza, sino por los proyectos que cada una de las comunidades autónomas presente, y vengan alienado por los criterios que está estableciendo la UE y también nos la jugamos en la ejecución de los proyecto”.

Con la premisa de que los “fondos van a suponer un acelerador” para el objetivo fijado de apostar por la innovación, digitalización, sostenibilidad e inclusión social, la presidenta destacó el “esfuerzo importante para tener no solo buenos proyectos sino bien trabajados” que han hecho desde la iniciativa pública como privada.

Comentó que desde el Ejecutivo navarro se han elevado al Gobierno 125 proyectos, por valor de 3.500 millones, que giran en torno a la transformación digital, el pacto verde y la cohesión territorial.

En este sentido, citó además del ‘Ebro Food Valley’, proyectos de renovables y de hidrógeno verde, un centro nacional de industrialización de la construcción, el ‘Navarra social housing’ en materia de vivienda, el polo de innovación digital, que incluye un centro internacional de inteligencia artificial, el Canal de navarra, la historia social única electrónica, una plataforma de medicina personalizada y un battery packs (para los coches eléctricos) en el marco de la automoción, entre otros.

Segura de que los proyectos de inversión que presentan “van en buena dirección” de la recuperación económica tras la pandemia, Chivite subrayó que “las políticas de desarrollo económico deben ir siempre engranadas con las políticas de cohesión social”.

“Porque las sociedades con menos desigualdad son más prósperas y competitivas, pero también son sociedades menos polarizadas y, por tanto, menos susceptibles de desestabilizaciones que pongan en riesgo al sistema”, defendió la presidenta de Navarra.

COMPETENCIAS

Por otra parte, y preguntada por las transferencias pendientes al Gobierno foral por parte del Ejecutivo central, Chivite confía que “2021 sea el año de la consecución de las transferencias” para cumplir con uno de los “compromisos de afianzamiento del autogobierno” que figuran en su acuerdo de legislatura.

Repasó que quedan tres competencias pendientes pero que por la pandemia hubo de centrarse los esfuerzos en lo “urgente y prioritario”. No obstante, indicó que se han ido avanzado desde el punto de vista “técnico” en lo que se refiere a transferencia de la sanidad penitenciaria, el Ingreso Mínimo Vital (IMV) y Tráfico, que quedó pendiente de la anterior legislatura.