Fórum Europa Tribuna Mediterránea con la consellera de Sanitat Universal i Salut Pública de la Generalitat Valenciana

Montón asegura que no habrá prórroga en el contrato de gestión privada del Hospital de Alzira

Patrocinado por   

VALENCIA, 14 de febrero. La consejera de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana, Carmen Montón, aseguró este martes en el ‘Fórum Europa. Tribuna Mediterránea’ que su departamento cumplirá con la hoja de ruta y que el Hospital de Alzira –ahora de gestión privada- será un departamento de gestión pública directa desde el 1 de abril de 2018, fecha de finalización de su contrato. “Que nadie espere un nuevo contrato o una prórroga del contrato”, aseveró la consejera.

Montón centró su intervención en el citado acto informativo, organizado en Valencia por Nueva Economía Fórum, en la defensa de la sanidad pública y aseguró que los profesionales que actualmente trabajan en el hospital gestionado por Ribera Salud “seguirán en sus puestos de trabajo” después de la reversión del contrato. También señaló que los usuarios de la comarca de La Ribera tendrán a partir de entonces “acceso a su prestación asistencial, con la misma cartera de servicios de que disponen actualmente”.

“Defender lo público no es atacar lo privado”, subrayó Montón, quien manifestó que su gobierno “no tiene ningún problema con la empresa privada”, pero que la sanidad privada “es un complemento de lo público” y “nunca un sustituto” de manera que sanidad pública y privada deben regirse por “una sana complementariedad”.

Además, Montón explicó que su consejería quiere “garantizar una transición pacífica” y aseguró que para ello están en un “diálogo constante” con sindicatos y asociaciones pacientes. Por eso, señaló, se adelantó la comunicación de la decisión de la finalización del contrato con Ribera Salud y se hizo 18 meses antes en lugar de con un año de antelación, que es el preceptivo por ley, “para poder hablar con todo el mundo con tranquilidad”.

La consejera avanzó también que se hará un “esfuerzo” para que cuando el hospital sea de gestión pública directa, poder suplir las carencias en infraestructuras que sufre el entorno del centro médico.

La reversión del llamado modelo Alzira, destacó Montón, es una “decisión política”, comprometida en los programas electorales de los tres partidos (PSPV-PSOE, Compromís y Podemos) que apoyan el actual Consell de la Generalitat valenciana y suscrita en el “pacto del Botànic” con el que se suscribió el acuerdo de gobierno.

“Estamos dando pasos en el camino adecuado que es recuperar la sanidad para lo público que para eso, entre otras cosas, nos votaron los valencianos a este gobierno de cambio”, zanjó la dirigente socialista.
 

Evento relacionado: 

Galería