Fórum Europa con el presidente de la Conferencia Episcopal, el alcalde de Valladolid y el presidente de las cofradías vallisoletanas

Monseñor Blázquez dice que es “cuestión de los políticos” legislar sobre la prisión permanente revisable

Patrocinado por Orange, Asisa y Red Eléctrica de España

MADRID, 16 de marzo. El cardenal arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez, dijo este viernes en Fórum Europa que legislar sobre la prisión permanente revisable es “cuestión de los políticos”.

Así se pronunció en el desayuno organizado en Madrid por Nueva Economía Forum, que contó también con la presencia del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el presidente de la Junta de Cofradías de Semana Santa de Valladolid, Felipe Esteban, para presentar la Semana Santa vallisoletana.

“Es tremendo a lo que asistimos en la sociedad y a lo que acabamos de asistir y que nos ha tocado profundamente”, añadió en referencia al caso del niño Gabriel Cruz. “¿Ahora que va a pasar?”, reflexionó, recordando la situación de la vida “destrozada” de la familia del pequeño y del futuro que le espera a la presunta asesina.

“Somos sensibles a este tipo de acontecimientos que a todos nos hieren y nos preocupan. Comprendo que la sociedad tiene que defenderse eficazmente”, añadió pidiendo no perder “nunca” la dignidad humana. “¿Qué se puede hacer? Yo no lo sé”, insistió, para volver a zanjar: “Es una cuestión que entra en el campo de los políticos”.

A continuación, el cardenal subrayó el papel “muy importante” que desempeña la pastoral penitenciaria en las cárceles españolas.

PUENTE, PARTIDARIO

Precisamente, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, se refirió y puso en valor la labor de la Iglesia en los centros penitenciarios, a la vez que se mostró “partidario” de la derogación de la prisión permanente revisable. El edil socialista pidió “sosiego” y “racionalidad”, “en vez de poner las vísceras” en este debate.

Puente justificó su postura, que coincide con la de sus compañeros socialistas, con varios argumentos: apelando a la Constitución, que en su elaboración “definió la pena como un elemento resocializador”; en la “falacia” que, en su opinión, se está trasladando a la ciudadanía, sobre que la vigencia de la prisión permanente revisable “impedirá la reiteración delictiva”; en que “nadie puede determinar que un sujeto va a volver o no a delinquir”; y en el “carácter humanitario”.

El alcalde de Valladolid agregó que “el debate nos hace retroceder 40 años y al mismo tiempo nos rebaja como sociedad” en un contexto en el que, además, “el ruido es muy fuerte”.
 

Galería