El ministro de Cultura en el Foro de la Nueva Economía

Molina quiere seguir en Cultura porque la legislatura anterior la ocupó "resolviendo los grandes líos" que heredó

Con la colaboración de The Wall Street Journal Europe

LA CORUÑA, 4 de marzo. El ministro de Cultura, César Antonio Molina, manifestó hoy su deseo de continuar en este cargo tras el 9-M, para poder desarrollar un proyecto que tiene "bien dibujado" y después de que la legislatura que concluye la haya pasado "dedicado a resolver los grandes líos" que asegura se encontró a su llegada al departamento. Molina pronunció en La Coruña una conferencia en el Foro de la Nueva Economía, organizado por Nueva Economía Fórum, en su condición de cabeza de lista del PSOE por esta provincia al Congreso.

El titular de Cultura afirmó que sólo 48 horas después de aterrizar en ese departamento, se topó con el "lío tremebundo" de la desaparición de documentos en la Biblioteca Nacional, y los siete meses posteriores que ha estado como ministro los ha empleado también en "resolver grandes líos".

"Tenemos un proyecto claro y muy bien dibujado que me gustaría poder llevar adelante", afirmó el candidato socialista, quien dijo que ahora todo depende de que el PSOE gane el próximo domingo y, después, de tener el "honor" de que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero vuelva a contar con él.

En los próximos años, Molina dijo que tendría como objetivo prioritario seguir convirtiendo la cultura española en "un referente en el mundo" mediante el estímulo a los creadores y los artistas y la apertura y consolidación de instituciones culturales en colaboración con las comunidades autónomas.

Aseguró que estas metas culturales contrastan con las de un Partido Popular al que nunca le ha gustado el mundo de la cultura, "porque no lo controla y porque le ha hecho daño con temas como la guerra de Iraq", y al que, por eso, ha querido castigar con el "no" al canon digital.

Evento relacionado: