El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona en el 'FÓRUM EUROPA. Tribuna Catalunya'

Miquel Valls critica "la burocracia, la ineficacia y la lentitud" de las medidas de reactivación económica

 Patrocinio de              

BARCELONA, 19 de febrero. El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, criticó hoy "la burocracia, la ineficacia y la lentitud" que ha acompañado la puesta en marcha de las medidas aprobadas por el Gobierno central para reactivar la economía.

Durante su participación en el 'FÓRUM EUROPA. Tribuna Catalunya', organizado en Barcelona por Nueva Economía Fórum, Miquel Valls consideró que "éste es el momento para modernizar y poner al día nuestra economía".

Según Valls, las medidas que peor han funcionado son las dirigidas a favorecer la liquidez y la concesión de crédito a las empresas. “Hasta el momento se ha constatado una baja concesión de crédito nuevo, tanto en las líneas existentes como en las de nueva creación”, manifestó.

Asimismo, apuntó que “la situación de crisis a nivel mundial se veía venir ya en el mes de julio, pero las medidas no se aprobaron hasta octubre en el Congreso de los Diputados y han tardado tres meses en aplicarse. En Estados Unidos, con la administración Bush, se tardó 15 días”.

Además, en su opinión, “el Gobierno y el Parlamento no han analizado a fondo cuál es la situación económica y se han precipitado las medidas contra la crisis”.


MODERNIZAR LA ECONOMÍA

En este sentido, manifestó que “nos tenemos que preguntar si sin realizar estas reformas hoy es posible crecer en el futuro como lo hicimos en el pasado”. Parafraseando al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, dijo que “es posible, pero muy improbable”.

Según Valls, las reformas se tienen que hacer ahora, aunque no se vean resultados hasta el medio plazo. “Las decisiones de los agentes económicos tienen hoy una gran importancia, y de ellas dependen sus expectativas futuras”, comentó.

A su juicio, las reformas permitirían recuperar la confianza de los agentes económicos, “y la confianza es la palabra básica de ésta crisis”.

El presidente de la Cámara barcelonesa insistió en que “la gravedad de la crisis económica y financiera reclama medidas a corto plazo para suavizar el descenso de la actividad, pero sin olvidar que nuestros principales problemas son estructurales y el gran reto es impulsar la productividad”.

Evento relacionado: 

Galería