Ceremonia de entrega del Premio Nueva Economía Fórum 2008

Merkel aboga por una Europa "con una única voz" que sea capaz de liderar la búsqueda de la paz mundial

El Presidente Rodríguez Zapatero hizo entrega del galardón a la Canciller alemana

PALMA DE MALLORCA, 31 de enero. La canciller alemana, Angela Merkel, abogó hoy por una Unión Europea "con una única voz" que se sustente en los principios acordados en el Tratado de Lisboa y que sea capaz de liderar con su ejemplo la búsqueda de la paz en aquellos territorios en el mundo que se encuentran sumergidos en conflictos bélicos. Merkel hizo este llamamiento después de recibir, de manos del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el premio Nueva Economía Fórum 2008, que está organización presidida por José Luis Rodríguez García le ha otorgado por su "decisiva contribución al proceso de construcción europeo" y en reconocimiento a "su extraordinario carisma de estadista".

En su discurso, la canciller abordó el debate en torno al Tratado de Lisboa, en cuya consecución Alemania tuvo un papel destacado, y quiso subrayar la cooperación del Gobierno español, así como alabó que en el acuerdo final "prevaleciese el interés común".

En este sentido, defendió que el nuevo tratado tiene como consecuencia que "una comunidad con 25 miembros sea capaz de defender y representar los intereses comunes".

En su opinión, el Tratado de Lisboa tendrá como principal consecuencia que por fin Europa tenga "una voz en el mundo" lo que aumentará considerablemente "la capacidad de actuación" de la UE como actor internacional. "Europa será más visible para otros contintentes", aseguró Merkel.

 

BÚSQUEDA DE LA PAZ MUNDIAL

La canciller abogó por una Europa que lídere la búsqueda "de la paz mundial" y que, a través del ejemplo de su historia, se convierta en un referente para aquellas regiones del planeta que viven sumidas en conflictos bélico.
 

"La paz a nivel a mundial es algo que los europeos tenemos que conseguir día a día, somos un ejemplo después de siglos de enfrentamientos", aseguró la canciller. Pero, aún así, advirtió de que desde Europa "se debe tener mucha paciencia" con las regiones en conflicto porque en el Viejo Continente "hemos tardado siglos en llegar a la paz".
 

Merkel destacó que más allá de abanderar la lucha por la paz mundial, Europa debe dar un salto cualitativo en sus ambiciones y asumir "la tarea de defender nuestros interés en un mundo cada vez más globalizado" y "difundir los valores" que han convertido al continente en un referente de prosperidad.
 

Resumió estos valores en tres "pilares" fundamentales que, a su entender, han hecho posible la Europa que hoy conocemos, y que son "la solidaridad, la justicia y la cohesión social". La mandataria alemana señaló que "la inmigración y su integración" y la lucha contra el cambio climático serán dos de los principales retos a los que se tendrá que enfrentar la UE en el futuro.
 

Merkel dijo aceptar el premio Nueva Economía Fórum también como un reconocimiento al trabajo realizado por Alemania cuando este país ostentó la presidencia de turno de la UE. La canciller también tuvo palabras de reconocimiento para "el gran recibimiento" del que dijo han hecho gala los ciudadanos de Mallorca durante su visita a las Islas Baleares.
 

Merkel elogió la labor de Nueva Economía Forum y el trabajo que ha demostrado esta organización "para fomentar debates entorno a la cohesión social y las políticas económicas", y afirmó que gracias a él España "muestra a Europa que su futuro es el futuro en cómun" y que la identidad nacional y la indetidad europea "son las dos caras de las misma moneda".

De hecho, aseguró que hablará en Alemania de la labor del Foro y mostró su deseo de que en su país se lleve a cabo un proyecto parecido. Para cerrar su discurso, la canciller alemana aseguró que el futuro de la UE "depende en último lugar de la actuación de los ciudadanos", ya que, a su entender, los políticos no pueden, por sí solos, construir una Europa unida y solidaria.

Galería