NEF Tendencias con don Alejandro Beltrán, Presidente de McKinsey & Company

Marta Martínez destaca la importancia de la tecnología y la educación para el futuro del empleo y las empresas

Mecenas        

19 de julio. La directora general de IBM para Europa, Oriente Medio y África, Marta Martínez, destacó en ‘NEF Tendencias’ el papel “fundamental” de la tecnología tanto durante la pandemia como de cara al futuro de las empresas, así como la importancia de la educación y la formación para que los trabajadores tengan las cualificaciones necesarias para el empleo del futuro.

Así lo indicó durante este encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum, en el que acompañó al presidente de McKinsey & Company, Alejandro Beltrán, y en el que resaltó que “las tecnologías han sido fundamentales y lo van a ser”. “Todo el trabajo virtual durante este más de un año ha mantenido la economía y las organizaciones a flote; la tecnología ha jugado un papel fundamental”, declaró en este sentido.
 
Por ello, aseguro que “lo más importante ahora es pensar a futuro”, y apuntó que los trabajadores quieren “un modelo híbrido” de trabajo que combine el presencial en la oficina con el teletrabajo. En este sentido, señaló que “no aprender de lo ocurrido seria ridículo”, ya que “el aprendizaje ha sido enorme y de toda crisis se sale reforzado”.
 
Así, Martínez resaltó que “en el modelo del futuro, las tecnologías van a seguir jugando un papel fundamental”, pero también que en la oficina seguirá habiendo “funciones importantes” en lo relativo a la “cohesión organizacional”, por lo que abogó por que la oficina “sea un lugar de trabajo conjunto, y no tanto de cada uno en su sitio”, de forma que se le dé “el espacio a modelos de colaboración”.
 
PYMES Y EDUCACIÓN
Por otro lado, Martínez subrayó que “poner el foco en las pymes es fundamental” de cara a que desarrollen la digitalización y sean capaces de visualizar el impacto positivo que esta tendrá en cuanto a eficiencia y posibilidades de negocio, por lo que pidió que la formación que reciban este tipo de empresas para la digitalización, sea sostenible en el tiempo.
 
Destacó también la importancia de la educación y que esta es fundamentalmente responsabilidad de los gobiernos, añadiendo que la educación es “fundamental” y “un pilar para la evolución y avanzar en la digitalización”, subrayando también “el potencial” de las carreras técnicas y la necesidad de fomentarlas en todos los niveles educativos, desde los propios colegios a la universidad, pasando por la Formación Profesional.
 
Por su parte, el presidente de McKinsey, Alejandro Beltrán, apuntó que este es un “momento de oportunidades”, y que lo sucedido en el último año de pandemia en cuanto a la digitalización, la innovación, la eficiencia de procesos y la aceleración en la toma de decisiones “puede conllevar un aumento de la productividad”.
 
Para ello, señaló la importancia de que los fondos europeos se aprovechen para generar un periodo de crecimiento sostenido durante ocho o diez años en el que la generación de empleo y de demanda vayan unidos.
 
Así, aseguró que hay que “poner dinero bueno en sitio bueno”, para que la inversión, especialmente la referida a la digitalización, lleguen al tejido productivo y aumenten la productividad, de forma que las pymes aprovechen los recursos y la digitalización y desarrollen innovación.