El presidente de la Junta de Castilla y León en el Fórum Europa

Mañueco presume de “capacidad de integración” en el “matrimonio de conveniencia” con Cs para dar “estabilidad”

Bajo el mecenazgo de       

MADRID, 16 de septiembre. El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, presumió este lunes en el Fórum Europa de la “capacidad de integración” del Partido Popular en esta comunidad para formar un Gobierno de coalición con Ciudadanos que ofrece “estabilidad” aunque sea un “matrimonio de conveniencia”.

En este desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, Mañueco enfatizó que “España requiere gobernantes con capacidad de integración” y puso como ejemplo la negociación llevada a cabo en Castilla y León con el presidente de Cs en esta comunidad, Francisco Igea, “un negociador hábil y duro”.
 
Preguntado por si teme que a medio plazo la relación con Cs pueda complicar la gobernabilidad, recordó que han sido capaces de demostrar que “desde el diálogo sincero, dejando nuestras posturas personales e intereses de partido, con esfuerzo y generosidad”, se pueden hacer “grandes acuerdos” para gobernar.
 
Recordó que el propio Igea se ha declarado “satisfecho” por cómo está transcurriendo la coalición en estas semanas, aunque “eso no quiere decir que no tengamos nuestras cosas, como cualquier matrimonio de convivencia, en nuestra casa”. “Lo que hemos sido capaces es de asumir que las discusiones las tenemos que tener en privado y no en público”, apostilló.
 
Tras las elecciones del pasado 26 de mayo, Mañueco recalcó que había que había que admitir que el mensaje de la ciudadanía era “que teníamos que entendernos” para “acordar y pactar”. “Lo hemos puesto en práctica y hoy tenemos un Gobierno cohesionado que ofrece certidumbre y estabilidad, algo fundamental”, trasladó.
 
De esta forma, con una coalición que deje “al margen” las discrepancias partidistas, Mañueco dijo que quiere “ejercer un liderazgo político y social” para Castilla y León que pasa por “reivindicar” la importancia de esta comunidad autónoma en el conjunto del país. “Somos un Gobierno moderado y con ambición de crecimiento económico”, transmitió.
 
Dentro de sus promesas de campaña, el presidente de Castilla y León aseguró que se va a suprimir el impuesto de sucesiones y donaciones de padres a hijos y también “ir bajando” el tramo autonómico del IRPF de forma “vinculada al crecimiento económico”.
 
También habló del reto demográfico para enfatizar que “el mundo rural es el corazón y el alma de nuestra tierra” y reafirmar su “apuesta clara” por defender los intereses de sus habitantes. “Queremos garantizar la escuela pública al menos donde haya 3 niñas o niños, que el transporte pueda llegar a todos los rincones, además de apostar por las pymes y autónomos”, enumeró entre algunas de sus ideas para que haya más “oportunidades”.
 
“No me consta que Cs defienda la fusión de municipios, desde luego el PP no” lo hace, sentenció en este punto Mañueco al ser preguntado por esta posible discrepancia, y pasó a recalcar la importancia de que Internet llegue “a todas las personas” dentro de este reto demográfico y que “la España vaciada se convierta en la España de las oportunidades”.
 
A su juicio, es “algo fundamental” promover un pacto de Estado en este sentido, ya que es un asunto que “trasciende lo autonómico”. Mientras tanto, adelantó que exigirá al Gobierno de España que “la fiscalidad rural se traslade al IRPF, al impuesto de sociedades fundamentalmente y que sea más fácil vivir en el mundo rural”.

Evento relacionado: 

Galería